• Rebeca Díez

Patrimonio incalculable en pleno Camino de Santiago: así es Carrión de los Condes

Iglesias, conventos, ermitas, construcciones civiles y monasterios son solo, algunos, de los grandes atractivos turísticos que guarda Carrión de los Condes. Esta localidad palentina enclavada en el corazón del Camino de Santiago marca el final de la etapa 15 del Camino Francés que parte de Boadilla del Camino, unos 25 kilómetros al este y pasa por Frómista, conectando con Terradillos de los Templarios en la siguiente etapa. Una localidad que espera con los brazos abiertos al peregrino, pero también al turista que desea conocer todo lo que ofrece. ¿Te vienes a descubrirlo con nosotros?



Qué visitar en Carrión de los Condes

  • Iglesia de Santiago

El templo de Santiago de Carrión de los Condes, Bien de Interés Cultural, fue edificado en el siglo XII y es Museo de Arte Sacro desde 1993. Formó parte de un desaparecido conjunto monástico, con un cercano hospital de peregrinos. De forma especial destaca en el edificio su fachada occidental, en la que aparecen los oficios medievales de Carrión que tanta importancia tuvieron en la Edad Media. Se trata de 24 figuras, 22 humanas y 2 leones.


El capitel de la izquierda simbolizaría el Bien, mientras que el capitel de la derecha simbolizaría el Mal. El friso de la parte superior representa la Jerusalén Celeste, con los Apóstoles y Cristo como Juez del Mundo en el final de los tiempos. Centra el friso Cristo Majestad, como Juez del Mundo, con el Libro de la Vida o de la Verdad cerrado, porque el juicio aín no ha comenzado, y los Cuatro Evangelistas en su forma antropomórfica: Mateo el ángel, Marcos el león, Lucas el toro y San Juan el águila. Bajo el friso se encuentra una moldura de ajedrezado jaqués muy típico del arte románico.

  • Monasterio de San Zoilo

Es uno de los principales lugares que ver en Carrión de los Condes, por su importancia histórica y las piezas que guarda en su interior. Actualmente es un hotel pero se puede visitar la iglesia y el claustro renacentista.



En su interior destacan el retablo mayor, el claustro de estilo plateresco y numerosas obras de arte, aunque uno de sus mayores tesoros son los Mantos del Conde y la Condesa. Se trata de dos telas islámicas del siglo XI, una roja y otra azul, que se habrían encontrado en el sarcófago atribuido a los restos de San Zoilo y que llegó a Carrión desde la Córdoba musulmana. Por todo ello, el Monasterio San Zoilo también está declarado Bien de Interés Cultural.


  • Monasterio de Santa Clara

Fue fundado en el siglo XIII por doña Mencía de Portugal y aún hoy en día sigue funcionando con una pequeña comunidad de monjas. En sus instalaciones hay un museo de arte religioso. En él se exponen piezas de gran valor artístico e histórico del propio monasterio y de otros ya desaparecidos, y en los meses de invierno hay una exposición de belenes de diferentes lugares del mundo. Además, hay una hospedería y un albergue para peregrinos.



  • Iglesia de Santa María de las Victorias y del Camino

Esta iglesia románica fue construida a mediados del siglo XII. El edificio es de grandes dimensiones si se compara con otros templos románicos de la provincia. Su planta es basilical y se ajusta al románico primitivo, con influencias francesas debido al paso de los peregrinos hacia Santiago.

  • Iglesia de Santa Clara

La primitiva iglesia del monasterio que era muy humilde se unió a la dedicada al Espíritu Santo de los Agustinos Regulares y se construyó la actual, en el más puro estilo del Renacimiento clásico, entre 1614 y 1621. En una arqueta, situada en una hornacina del coro bajo, reposan los restos de la Sor Luisa de la Ascensión, la célebre monja de Carrión, gran restauradora del Monasterio.

  • Iglesia de San Julián

La iglesia de San Julián es una de las antiguas parroquias de Carrión y, además, posee el mejor conjunto de retablos barrocos de Carrión. Asimismo en este templo se guarda un interesante lienzo que representa el famoso Cristo de Burgos, obra de 1686, y un lienzo del s. XVIII de Santa María Magdalena penitente.

  • Iglesia de San Andrés

Es conocida como la “Catedral de Carrión de los Condes” y constituye una de las parroquias más antiguas de Carrión. Se construyó sobre la anterior iglesia en piedra de sillería según un proyecto de Rodrigo Gil de Hontañón modificado en 1561 por Juan de Escalante terminándose en 1574. En su interior destaca el retablo de la Adoración de los Reyes Magos.



  • Santuario de Nuestra Señora de Belén

Su titular, la Virgen de Belén, es la patrona de Carrión de los Condes desde su coronación en 1960. Su imagen gótica, está situada en el retablo plateresco del altar mayor, que es sin duda, el elemento más valioso del templo.

  • Las ermitas de la Virgen de la Piedad, de la Cruz y de San Juan de Cestillos

Ermita de San Juan de Cestillos: fue parroquia de arrabal de huertanos, dependiendo del Monasterio de San Zoilo. Como curiosidad, la campana se tocaba para deshacer los nublados. Actualmente se mantienen las romerías del 24 de junio y el 29 de agosto, que tienen lugar en la chopera que rodea la ermita.

Ermita de La Piedad: en los aledaños del Monasterio de Santa Clara se situada este antiguo templo gótico. Sufrió un expolio en 1993 y desde entonces las obras que no resultaron afectadas se guardan y se exponen en la iglesia de Santiago.

Ermita de La Cruz: es la sede de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz y, en ella, actualmente se guardan las imágenes utilizadas como pasos de Semana Santa. En su interior destaca el "Santo Cristo de la Cruz", obra anónima mejicana de 1561, hecha de caña y pasta de papel, que forma parte de los llamados "cristos tarascos".



Otras construcciones como el Ayuntamiento, la Casa del Primer Marqués de Santillana, la Casa del Lagarto, la antigua cárcel del siglo XVI, las Murallas medievales o la Calzada de Piedra o barbacana, merecen ser visitadas.


Qué ver en los alrededores

  • Fuentes de Valdepero: el castillo de los Sarmiento es, sin lugar a dudas, el principal atractivo de esta localidad palentina en la que además destaca la Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Antigua; la ermita de San Pedro y las puertas de acceso.

  • Ampudia: Situada en Tierra de Campos, es uno de los municipios de Palencia con más historia, ya que llegó a tener un convento de Templarios, de Agustinos y de Clarisas. Destaca el trazado de sus calles, característico de las villas medievales, y su Castillo.

  • Frómista: Capital del románico palentino y un importante nudo de comunicaciones y lugar de paso del camino de Santiago. Iglesias como las de San Pedro y Santa María constituyen uno de los principales atractivos de la localidad, así como la ermita de Santiago. Además, es una de las paradas más importantes del Canal de Castilla por la belleza del mayor conjunto de esclusas de los tres ramales, el que forman las cuatro esclusas, de la 17 a la 20.

  • Villalcázar de Sirga: En pleno corazón del Camino de Santiago a su paso por la comarca de Tierra de Campos en la provincia palentina, se emplaza Villalcázar de Sirga. Localidad que asombra a turistas y peregrinos que son recibidos por la imponente panorámica de su magnífico templo en honor a Santa María.

  • Astudillo: En la comarca del Cerrato Palentino, a 30 kilómetros al noreste de la capital, se encuentra esta villa declarada Conjunto Histórico en1995. Su casco urbano cuenta con una gran riqueza monumental.

  • Autilla del Pino: en este municipio se encuentra el balcón más grande de Palencia. Desde este mirador se puede observar la inmensidad, la llanura y las decenas de pueblos que se alzan sobre la Tierra de Campos.

  • Santoyo: localidad que forma parte de la ruta de las Catedrales de Tierra de Campos.

  • Amusco: La imponente espadaña de la iglesia de San Pedro, conocida en la zona como el ‘Pajarón de Campos’, es quizás la imagen más conocida de Amusco, una localidad de la Tierra de Campos palentina que guarda en el interior de su casco urbano una valiosa historia.

Cómo llegar a Carrión de los Condes