Detalle columnas Vertavillo

Palencia

Puro románico

¿Por qué visitar Palencia?

Palencia, de serenos caminos para el peregrino que la cruza para llegar a  Santiago de Compostela,  a tramos de sirga junto al Canal de Castilla que serpentea entre la infinita Tierra de Campos sembrada de trigo y cebada y a ratos entre pantanos y desafiantes montañas.

Provincia por tanto de insólitos contrastes. Su extensión alargada nos da una dimensión quizá de corto recorrido; nada más lejos de la realidad. Partiendo del sur, nos adentramos en Tierra de Campos con  pueblos y  gentes que por tradición y modo de vida han dedicado sus vidas a sacarle partido a tierras de colores ocres y tostados antes de la siembra y verdes y dorados cuando la mies brinda su cosecha.

En medio de esos campos, a menudo, como maltrechos vestigios del uso que en otro tiempo tuvieron, se elevan los palomares,  todos ellos de un adobe que se resiste a volver a la tierra de la que surgieron. El pueblo de Santoyo, cuenta con el museo del palomar para quien quiera conocer  tan emblemática arquitectura rural y el uso que tuvieron.

No menos importante es el Canal de Castilla, una autentica obra de ingeniería hidraúlica del siglo XVIII considerado como Bien de Interés cultural desde 1991 y que comienza en Alar del Rey donde toma su agua del rio Pisuerga para servir hoy en día como abastecimiento de regadío además de recreativo en algunos de sus tramos, siendo especialmente interesante descubrir las numerosas esclusas que existen en su recorrido.

Si de arte se trata, el norte de Palencia atesora un románico digno de conocer. En Aguilar de Campoo está el Museo del Románico en el Monasterio de Santa María la Real, que da testimonio de cuanto se puede descubrir en esta provincia si se deciden realizar las rutas e itinerarios que propone.

Y por último y no menos importante, su montaña. Esa naturaleza viva que juega con el agua en la impresionante ruta de los pantanos para continuar en el Parque Natural de Fuentes Carrionas donde los robledales, hayedos, sabinares  y la roca se alzan majestuosos formando cumbres montañosas siempre dispuestas a echar un pulso al montañero dispuesto a someterse a sus escarpados relieves para descubrir la hermosa Cordillera Cantábrica.

Todo esto ofrece Palencia, serena pero abierta a ser  descubierta junto a sus innumerables festividades, tradiciones y gastronomía.

¿Empezamos?

¿Por qué visitar Palencia?

Descubre su singular paisaje de campos de cereal y altas montañas salpicados de templos románicos

Elige por dónde quieres comenzar:

¿Quieres dar a conocer nuevos rincones o promocionar tu pueblo?

¡Muéstranoslo! 

Recomienda nuevos lugares por descubrir que no estén en nuestra página web

Participa activamente en nuestra misión de difusión del patrimonio rural formando parte de nuestra comunidad de escritores-viajeros