• Rebeca Díez

Santoyo, tierra de palomares y parada obligatoria en la ruta de las Catedrales de Tierra de Campos

En el límite de la comarca de la Tierra de Campos palentina con la vecina comarca del Cerrato se encuentra la localidad de Santoyo. Allí emerge sobria y a la vez elegante, la iglesia de San Juan Bautista, una verdadera joya arquitectónica tan bella como desconocida. Un templo de proporciones majestuosas, casi catedralicias, que reúne elementos arquitectónicos de diferentes etapas y estilos, principalmente de los siglos XII, XV y XVI y, por lo tanto, con influencia románica, renacentista y gótica.


Iglesia de San Juan Bautista de Santoyo.
Iglesia de San Juan Bautista de Santoyo. Foto: EnPueblo.

Pero además por ser tierra de palomares, Santoyo alberga en su núcleo poblacional el Centro Temático del Palomar. El patrimonio de este municipio palentino se completa con restos históricos referidos a sus bodegas; el desaparecido convento de Villasilos; el Castro Vacceo; Las Quintanas y una construcción de piedra similar a un rollo de justicia que fue levantado en conmemoración del sexto centenario del nacimiento de Fray Pedro de Santoyo.


Qué ver en Santoyo


La iglesia de San Juan Bautista


La iglesia de San Juan Bautista de Santoyo, edificada en los siglos XV y XVI, es conocida como la Noble Villana, una denominación con la que se hace referencia a su porte y señorío y a la villa humilde en la que se encuentra.

“Noble por su porte y señorío, Villana por residir en esta humilde villa de acogedores labriegos que la vio nacer”.

Portada de la iglesia de San Juan.
Portada de la iglesia de San Juan. Foto: EnPueblo.

El templo destaca por su gran volumen, su torre almenada, su fachada plateresca y por las maravillas artísticas que alberga en su interior. Precisamente en su interior podemos admirar el monumental Retablo Mayor de estilo renacentista con alguna influencia barroca, el artesonado mudéjar, el coro gótico, el órgano barroco, la sillería coral y las pinturas y piezas de orfebrería de la sacristía. Más imágenes del interior de la iglesia.


Retablo Mayor de la iglesia. .
Retablo Mayor de la iglesia. Foto: Ayuntamiento de Santoyo.

En la parte posterior de la iglesia se encuentra el Baptisterio, una pequeña capilla que acoge la pieza más antigua del templo, una pila bautismal, de origen visigótico. En esta estructura se encuentran dos arcos, uno ciego creado para servir de puerta de acceso, y otro que comunica con el Archivo, una construcción adosada que acoge el extraordinario Archivo Parroquial que contiene tanto asuntos religiosos como civiles de la vida del municipio.



Entre todos ellos destaca el Primer Libro de Bautismo, una joya manuscrita que data de 1499 lo que le convierte en el más antiguo de España en su género a nivel popular. Entre sus partidas de bautismo se encuentran la de Sebastián Cordero de Nevares, natural de aquí de Santoyo, secretario que fue de Felipe II; y la partida de bautismo del propio Felipe II (folio 75 v.), que es la única que existe, ya que la de San Pablo en Valladolid, donde fue bautizado, desapareció al quemarse su archivo.


El Rollo de Justicia


En el pasado, esta localidad palentina contó con un rollo de justicia (hoy ya desaparecido) que se encontraba en el exterior de las murallas, al lado de la puerta del norte situada en el barrio de La Quintana. En la actualidad, la Plaza de Fray Pedro de Santoyo acoge un mal llamado rollo de justicia, ya que en realidad es una composición de piedras de las que alguna sí que pudo pertenecer al primitivo rollo pero otras muchas no.



Palomares y Centro Temático del Palomar


Tal y como ocurre en la mayoría de municipios de la Tierra de Campos, en los que los palomares son tan característicos, en Santoyo aún son visibles varias de estas construcciones, aunque algunas de ellas en ruinas. En su término municipal existen palomares circulares, cuadrados o rectangulares, pero el más singular en Santoyo es el “lobulado”, ya que se trata de un palomar circular con cubos o torreones cilíndricos adosados.



Con el objetivo de difundir la tradición de los palomares, el 31 de agosto de 2007 el Centro Temático del Palomar abre sus puertas al público. Un lugar en el que los visitantes pueden entender y admirar una parte de la riqueza de nuestro patrimonio y tradiciones. El centro está situado en una antigua casa de labranza, que fue recuperada para tal fin, en la que mediante unos sistemas expositivos innovadores se desgranan las claves y la historia de esta tradición que lucha por mantenerse viva.


Centro Temático del Palomar.
Centro Temático del Palomar. Foto: Ayuntamiento de Santoyo.

Consulta los días y horarios de apertura. Más información.


Otros lugares de interés


De los 1.150 metros de las murallas que un día existieron, sobreviven pequeños restos que fueron consolidados y restaurados en el año 2003. Sus cuatro entradas también han desaparecido, tres de ellas se derribaron a principios del año de 1.916 y la otra con anterioridad, posiblemente en el s. XIX.

Cabe citar, además, el Real Pósito construido en el año de 1789 y que está adosado a uno de los restos existentes de la muralla. Su función fue la de silo o granero donde recoger el trigo en depósito para paliar las necesidades.


Otro punto de interés del municipio son las Bodegas, algunas de ellas hundidas o en ruinas pero, de las que se conservan en buen estado se encuentran tal y como fueron concebidas en su origen.

Además a unos tres kilómetros del pueblo y rodeado de cerros se encuentran las ruinas del que fuera convento de Franciscanos y que desapareció a causa de la desamortización de Mendizábal.


Santoyo cuenta con el Castro Vacceo, un yacimiento arqueológico (hoy tierras de labor) en el que no se ha hecho ningún tipo de excavación. Se trata de un enclave de la Primera Edad del Hierro y sus restos se dispersan por una superficie de 55 hectáreas, lo que habla de su importancia y del origen de lo que hoy es Santoyo. Por otra parte, el yacimiento Las Quintanas es un complejo agropecuario de época romana fechado entre los siglos II y IV.




Qué ver cerca de Santoyo


  • Fuentes de Valdepero (5 kilómetros): el castillo de los Sarmiento es, sin lugar a dudas, el principal atractivo de esta localidad palentina en la que además destaca la Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Antigua; la ermita de San Pedro y las puertas de acceso. Más información.



  • Támara de Campos (18 kilómetros): se sitúa en el corazón de la "Ruta de las Iglesias Catedrales". Precisamente la enorme torre campanario de su monumento más destacado brilla en el horizonte sobre los tejados de su noble caserío, la majestuosa torre herreriana de la iglesia de San Hipólito el Real.

  • Astudillo (30 kilómetros): En la comarca del Cerrato Palentino, a 30 kilómetros al noreste de la capital, se encuentra esta villa declarada Conjunto Histórico en1995. Su casco urbano cuenta con una gran riqueza monumental. Más información.



  • Autilla del Pino (27 kilómetros): en este municipio se encuentra el balcón más grande de Palencia. Desde este mirador se puede observar la inmensidad, la llanura y las decenas de pueblos que se alzan sobre la Tierra de Campos.

  • Ampudia (40 kilómetros): situada en Tierra de Campos, es uno de los municipios de Palencia con más historia, ya que llegó a tener un convento de Templarios, de Agustinos y de Clarisas. Destaca el trazado de sus calles, característico de las villas medievales, y su Castillo. Más información.



  • Frómista (20 kilómetros): Capital del románico palentino y un importante nudo de comunicaciones y lugar de paso del camino de Santiago. Iglesias como las de San Pedro y Santa María constituyen uno de los principales atractivos de la localidad, así como la ermita de Santiago. Además, es una de las paradas más importantes del Canal de Castilla por la belleza del mayor conjunto de esclusas de los tres ramales, el que forman las cuatro esclusas, de la 17 a la 20.


Cómo llegar a Santoyo