• Rebeca Díez

La iglesia de Villalcázar de Sirga, la Catedral de los Templarios

En pleno corazón del Camino de Santiago a su paso por la comarca de Tierra de Campos en la provincia palentina, se emplaza Villalcázar de Sirga. Localidad, quizás, menos conocida que otras cercanas como Carrión de los Condes y Frómista pero que, sin embargo, asombra a turistas y peregrinos que son recibidos por la imponente panorámica de su magnífico templo en honor a Santa María.

Iglesia de Santa María la Blanca.
Iglesia de Santa María la Blanca. Foto: EnPueblo.

Un templo que hoy nuestros ojos pueden disfrutar gracias a que los Templarios fundaron en esta localidad una de las 28 encomiendas que tuvo la orden del Temple en la corona de Castilla por 1307, y única en Palencia del Temple.


Conoce su historia

El topónimo de Villacázar proviene de la aglutinación del sustantivo latino “villa” más el árabe “quars” (palacio o fortaleza), mientras que el apellido de Sirga lo hereda del viejo camino francés. Ya en la documentación de 1069, se citaba a esta villa como Villasirga en referencia a la vía o camino que pasaba por sus cercanías.


En el año 1661 se creó el título del Conde de Villalcázar de Sirga, que luego dejaría como señor de la villa al obispo de Palencia. A mediados del siglo XIV había en Villasirga tres iglesias que advocaban a San Pedro, Santa Marta y San Cebrián. Si bien es cierto que hubo dos que estaban bajo la advocación de Santa María: la actual parroquia y la ermita hoy denominada Nuestra Señora del Río.


¿Qué tienes que ver?

  • Iglesia de Santa María la Blanca

Hablar de la iglesia de Santa María de Villalcázar de Sirga es hablar de uno de los templos medievales más notables del Camino de Santiago en Castilla y León. Es un soberbio edificio de sillería, construido a finales del siglo XII y principios del XIII. Consta de tres altas naves, especialmente la central y crucero, cubierto con bóvedas de crucería sencilla.



Uno de los aspectos más espectaculares del templo es la espectacular fachada de la puerta meridional, que tiene cinco arquivoltas agudas que muestran una serie de esculturas colocadas en el sentido de las arquivoltas y que representan ángeles, santos o músicos. Si bien las columnas tienen morfología románica lo cierto es que llevan capiteles de floresta vegetal bastante gótica.



Encima de esta puerta se dispusieron dos frisos superpuestos: en el inferior con las escenas de la Adoración o Epifanía de los Reyes Magos a la izquierda y la Anunciación a la derecha. De esta forma la Virgen aparece coronada y sentada con el Niño sentado sobre sus rodillas, de lado, mirándola y a su derecha se encuentra San José. A su izquierda se colocaron los Reyes Magos. El friso superior está dedicado a la Apocalipsis y el regreso de Cristo en Majestad, con Tetramorfos incluido y el Apostolado. Junto a esta puerta, en el muro occidental del brazo sur del crucero hay otra portada aunque más pequeña.



Si sorprende su exterior, también el interior deja boquiabierto. Llaman la atención unos sepulcros de interés histórico y monumental. Como el de don Felipe, hermano de Alfonso X el Sabio, que está enterrado junto a quien fuera su segunda esposa, Inés Rodríguez Girón. También alberga otro sepulcro más enigmático, al que algunos autores identifican con un monje templario. En realidad se trata de don Juan de Pereira, caballero de la Orden de Santiago. En esta capilla está también la imagen de la Virgen de las Cantigas.



Si nos fijamos en el Presbiterio es digno de mencionar su sobresaliente y magnífico retablo mayor, que conserva pinturas del primer cuarto de siglo XVI y del conocido como Maestro de Villasirga; además de una escultura de la Virgen con el Niño del siglo XIII y un Calvario del siglo XIV. Asimismo en la nave del Evangelio destaca un retablo del siglo XVII con pinturas sobre tabla de diversos santos y santas.

Además esta iglesia conserva una gran custodia de plata del siglo XV y un humilladero del siglo XVI con un Cristo de la Salud, de tipo gótico.

Información de interés. Del 1 de mayo al 15 de octubre la iglesia permanecerá abierta todos los días en horario de 10:30 a 14 y de 16:30 a 19 horas. El resto del año, del 16 de octubre al 30 de abril, solo estará abierta los fines de semana y días festivos de 12 a 14 y de 17 a 18:30 horas. El coste de la entrada para poder visitar la iglesia será de 1 euro para los peregrinos con acreditación y 1,5 euros para el resto de visitantes.
  • Ermita de Nuestra Señora del Río

Saliendo de Villalcázar y tras pasar por el Palomar del Camino, se ubica la ermita de Nuestra Señora del Río que se emplaza supuestamente en el lugar donde comenzó a formarse la población.

La actual construcción es de ladrillo y tapial del siglo XVIII, quedando junto al camarín de la Virgen restos de un muro de piedra con una ventana románica. Guarda en su interior una talla en madera policromada de la Virgen como mínimo del siglo XVI, y un bello busto en alabastro de Santiago Peregrino del siglo XVI.


Galería multimedia


Qué ver en los alrededores

-Ampudia y su castillo. Situada en Tierra de Campos, es uno de los municipios de Palencia con más historia, ya que llegó a tener un convento de Templarios, de Agustinos y de Clarisas. Destaca el trazado de sus calles, característico de las villas medievales, y su Castillo.


Castillo de Ampudia.
Castillo de Ampudia. Foto: EnPueblo.

-Carrión de los Condes.


-Astudillo. En la comarca del Cerrato Palentino, a 30 kilómetros al noreste de la capital, se encuentra esta villa declarada Conjunto Histórico en1995. Su casco urbano cuenta con una gran riqueza monumental.


Vista general de Astudillo. Foto: EnPueblo.

-Fuentes de Valdepero. El castillo de los Sarmiento es, sin lugar a dudas, el principal atractivo de esta localidad palentina en la que además destaca la Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Antigua; la ermita de San Pedro y las puertas de acceso.


Vista general de Fuentes de Valdepero.
Vista general de Fuentes de Valdepero. Foto: EnPueblo.

-Frómista. Capital del románico palentino y un importante nudo de comunicaciones y lugar de paso del camino de Santiago. Iglesias como las de San Pedro y Santa María constituyen uno de los principales atractivos de la localidad, así como la ermita de Santiago. Además, es una de las paradas más importantes del Canal de Castilla por la belleza del mayor conjunto de esclusas de los tres ramales, el que forman las cuatro esclusas, de la 17 a la 20.


Frómista. Foto: EnPueblo.

-Támara de Campos. Se sitúa en el corazón de la "Ruta de las Iglesias Catedrales". Precisamente la enorme torre campanario de su monumento más destacado brilla en el horizonte sobre los tejados de su noble caserío, la majestuosa torre herreriana de la iglesia de San Hipólito el Real.


Támara de Campos.
Támara de Campos. Foto: EnPueblo.

Cómo llegar a Villalcázar de Sirga