• Daniel González

Los sepulcros mudéjares de Cuéllar, una joya llena de sorpresas

De primeras y sin saber lo que guarda dentro, la iglesia de San Esteban de Cuéllar es una más, pues su exterior, como el de los muchos templos que tiene esta villa segoviana, está cortado por un mismo patrón: románico-mudéjares con bellos ábsides de ladrillo. Pero si consigues adentrarte en ella en los horarios de apertura del fin de semana, viajarás a otra época, e incluso a otro país. Todo, por los cuatro excepcionales sepulcros del siglo XV adornados con arabescos mudéjares ubicados en su presbiterio. Pero, no todo se queda aquí, pues dentro de uno de estos monumentos funerarios se ha hallado uno de los mayores conjuntos de "bulas de indulgencia" del mundo.


Sepulcros gótico-mudéjares de Cuéllar
Sepulcros gótico-mudéjares

La Villa de Cuéllar cuenta con una brillante historia que se palpa en su también brillante patrimonio artístico, con palacios, iglesias de esbeltas torres y un casco antiguo que recuerda e incluso supera al de grandes ciudades de España. La iglesia de San Esteban, una de las más importantes de la villa de Cuéllar, debió construirse a principios del siglo XIII y desde entonces ha visto pasar diferentes culturas que han dejado huella en su fisionomía. Los sepulcros gótico-mudéjares hallados en su interior son un claro ejemplo de ello y una muestra de la riqueza cultural de nuestra historia.


Exterior de la Iglesia de San Esteban de Cuéllar
Exterior de la Iglesia de San Esteban

Más concretamente, fue en 1404, a ambos lados del presbiterio, cuando se labraron dos pares de lucillos de yesería con una magnífica decoración mudéjar de paños de sebka, arquillos y entrelazos, todo ello bellamente policromado y acompañado por inscripciones y escudos heráldicos que identifican a los personajes enterrados.



Una increíble estampa que nos recuerda a los decorados más propios de lugares como la Alhambra de Granada o cualquier país árabe, y que podemos ver actualmente gracias a la restauración que se realizó de la iglesia con el patrocinio de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, el Obispado de Segovia y el Ayuntamiento de Cuéllar.


Así fue como se recuperaron unas inscripciones en caracteres góticos enmarcadas en el alfiz de las yeserías mudéjares, además de la consolidación y limpieza de las pinturas murales góticas y los propios sepulcros que se apoyan sobre figuras de leones y las estatuas yacentes de alabastro.


Bulas halladas en el sepulcro de María de Zuazo
Bulas halladas en el sepulcro de María de Zuazo

El descubrimiento de 66 bulas de indulgencia en los sepulcros


Dentro de este excepcional conjunto funerario se han localizado los cuerpos de siete personas, dos infantiles y cinco adultos, de las cuales cinco se encontraban momificados y envueltos en sudarios.

Pero lo más curioso es que, en los trabajos de restauración realizados en el año 2008, de uno de los sepulcros, el correspondiente a Isabel de Zuazo, se descubrió un sudario que guardaba dos paquetes con importante documentación. Se trata de nada menos que 66 bulas de indulgencia, datadas en un periodo que transcurre entre finales del siglo XV y mediados del siglo XVI.


Pero, ¿Qué son las bulas de indulgencia, y por qué su importancia?


Estos documentos eran certificados emitidos por la Iglesia que compraban ciertas personas buscando el perdón de sus pecados y restar días de purgatorio. La Iglesia de esta forma financiaba sus campañas, como las cruzadas, o construía y mantenía catedrales, iglesias u hospitales.


Bula de Indulgencia de Cuéllar
Bula de indulgencia

Y es la cantidad de bulas con las que se enterró a Isabel de Zuazo, lo que convierte a este descubrimiento en uno de los conjuntos de bulas más importante del mundo que se conserva perteneciente a una familia. Un hecho que se enfatiza aún más por la antigüedad de estos documentos, pues estamos hablando de los primeros años de la imprenta en España, ya que nueve bulas son incunables, es decir, anteriores al año 1501, siendo la primera bula del año 1484.


Horarios de apertura de la Iglesia de San Esteban de Cuéllar


Para poder acceder al interior de la iglesia y deleitarse con la excepcionalidad de estos sepulcros hay que esperar a el fin de semana, sábados y domingos de 12:30 a 14.00 y de 18.30 a 20.00.


No obstante, no está de más comprobarlo previamente, y más si se viene de lejos. Para ello podéis informaros en la Oficina de Turismo de Cuéllar a través de su web o teléfono, o en sus redes sociales.


Qué ver cerca de Cuéllar


Esta iglesia es solo una excusa más para poder disfrutar de todo el patrimonio que tiene la Villa de Cuéllar, desde su imponente castillo con visitas teatralizadas, sus murallas o las muchas iglesias que salpican sus calles. (más información)


También a pocos kilómetros de Cuéllar se sitúa el Santuario del Henar, un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza y una tarde de picnic.


Todo sin olvidar otros pueblos de la zonas, como Viloria del Henar o Campaspero, ambos en la provincia de Valladolid.