• Daniel González

Nogal de las Huertas, la ruina que esconde uno de los templos románicos más antiguos de España

Templos románicos hay muchos en Castilla y León, y más concretamente en Palencia. Por eso la gesta del monasterio de Nogal de las Huertas, de ser el templo de este estilo más antiguo de la provincia, y uno de los más longevos de España, no pasa desapercibido. Y puedes pensar que por esta razón, tiene que tratarse de un edificio excepcional. Y lo es. Pero no precisamente por su bella ornamentación y buena conservación, pues hoy es una ruina, sino porque es de esos lugares que cuesta encontrar, tesoros que no rebosan de joyas, sino de historia. Lugares cuyo valor reside más en el disfrute de descubrirlos, que en lo aparentan a primera vista.


Monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas
Monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas

Hubo un tiempo en el pasado, cuando en la toda la zona norte de la península se reunió tal gusto por el arte como hacía siglos que no existía. El románico internacional llegó a España a través del eje del Camino de Santiago a finales del siglo XI, y con ello se empezaron a construir algunos de los más impresionantes templos que hoy asombran al mundo: la catedral de Santiago de Compostela o de Jaca, la iglesia de San Martín de Tours de Frómista, la Basílica de San Isidoro de León… entre otros muchos. Maravillas que se conservaron y engrandecían, mientras otras languidecían.


Un ejemplo de esto último lo tenemos en el monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas, a 8 kilómetros del municipio de Carrión de los Condes. En una de sus piedras reza una inscripción que data su fundación en el año 1063, lo que si se da credibilidad, lo convierte en el templo románico más antiguo del país. Una proeza que no ha impedido su ruina absoluta, ni su incorporación a la aciaga Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra.


Ruinas del Monasterio de Nogal de las Huertas
Ruinas del interior del Monasterio

Un lugar, este monasterio, como otros muchos, cuya brillantez e importancia para la historia del arte no significan nada, y solo encontrado por aquellos que saben lo que buscan. Razón esta, por la que se hace ineludible denunciarlo y mostrarlo a la sociedad. Una lucha que llevan haciendo los vecinos de Nogal de la Huertas desde hace años, y que al menos ha conseguido sacarlo del abandono.



Doña Elvira, la misteriosa fundadora del cenobio


El arte románico llegó a España en el siglo XI a través del Camino de Santiago, edificándose entonces los primeros templos con un estilo bien definido. La fundación en 1063 de este monasterio se debe a Doña Elvira ¿Pero quién es esta mujer? Los investigadores creen que se puede tratar de una de las hijas del rey Fernando I o del conde Sancho de Castilla. Una misteriosa mujer, pero con una evidente vinculación a las monarquías de entonces, y transcendental en los inicios de este estilo artístico en España.


Desde su muerte el monasterio fue cambiando de manos, pasando a pertenecer al monasterio de San Facundo y San Primitivo en Sahagún y en el siglo XV a la Congregación de San Benito el Real en Valladolid. Desde entonces, quedó custodiado por los monjes hasta la Desamortización de Mendizábal, un golpe final que convirtió sus históricos muros en un almacén, granja, vivienda y explotación agrícola, con su consiguiente degradación y definitivo abandono, a pesar de ser declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931.


En 2004 se realizaron labores de consolidación y restauración para que su estado no fuera a peor. Obras que no le han sacado de su letargo y degradación, de la que alertan desde el Ayuntamiento de Nogal de las Huertas, que en 2018 consiguió la propiedad del cenobio como un primer paso hacia una decisiva restauración. De hecho el Ayuntamiento ya lleva varias restauraciones realizadas y señala que "está en continuo contacto con Patrimonio para poder llevar a cabo más intervenciones que consoliden definitivamente su estado".



Las huellas del románico en su modesta construcción


Aunque actualmente el monasterio carece de techumbre y muchas de sus piedras yacen en el suelo, todavía se puede observar en su modesto tamaño algunas huellas de ese románico primigenio. En su parte más antigua, la cabecera de forma cuadrada, destaca un arco de medio punto que gravita sobre dos columnas con dos capiteles hermosamente tallados. Ambos pertenecen al taller de Jaca-Frómista, siendo el del lado norte el más fino y de mejor talla y terminación.


Románico de Palencia
Detalle capitel del lado norte

Un rica y detallada decoración que nos traslada a uno de los mejores talleres del románico y que certifican la antigüedad del monumento. Pero la obra más importante, que levantó las naves de la iglesia, data del siglo XIII, con sobrios pilares unidos con arcadas apuntadas. Una ampliación que también se extiende a la portada meridional del templo, que aún se conserva, con arquivoltas apuntadas y columnas cuyos fustes han desaparecido.


paseo del monasterio de Nogal de las Huertas
Paseo alrededor del monasterio

Visita actual del monasterio


Debido a su mal estado, el templo pertenece cerrado en su interior para visitas, pero consta de un bonito paseo alrededor de sus muros para contemplar el entorno, y entender su emplazamiento a pocos metros del arroyo que lleva sus aguas al río Carrión.


Ruinas del Monasterio de Nogal de las Huertas
Ruinas del Monasterio de Nogal de las Huertas

Qué ver cerca de Nogal de la Huertas


El monasterio de Nogal de las Huertas es una parada obligada en una comarca llena lugares únicos, fruto de su paso por ella del Camino de Santiago:


1. Carrión de los Condes, una de las localidades más importantes en cuanto a historia y arte de la provincia de Palencia




2. Villalcázar de Sirga, una pequeña villa de origen templario




3. Frómista, enclave del románico y lugar de paso del Canal de Castilla



Cómo llegar al monasterio de San Salvador de Nogal de la Huertas