top of page
  • Foto del escritorDaniel González

El primer festejo taurino en España para restaurar una iglesia será en un pueblo de Zamora

Cuando existe motivación no hay camino que uno no se atreva a recorrer por muchas pendientes u obstáculos tenga. En la Villa de Villalpando bien lo saben, pues esta localidad de 1.500 habitantes de la Tierra de Campos zamorana se ha propuesto un gran reto: salvar la iglesia mudéjar de San Pedro, uno de los pocos monumentos históricos que les queda con integridad. Y para ello han tirado de originalidad. 


Iglesia de San Pedro de Villalpando. Estado de derrumbe que presenta el pórtico del lado sur
Iglesia de San Pedro de Villalpando. Estado de derrumbe que presenta el pórtico del lado sur

Este templo datado a finales del siglo XII alza su espadaña sobre un pueblo que poco a poco ha ido perdiendo todo ese patrimonio que emergió con su esplendor medieval. Y es que Villalpando llegó a contar con diez parroquias, trece ermitas, cinco hospitales, dos recintos amurallados y un castillo. De todo ello apenas quedan retazos, ruinas o reconstrucciones, siendo la iglesia de San Pedro uno de los pocos supervivientes de esta hecatombe patrimonial. Sin embargo, su estado de conservación dista bastante de ser el ideal, ya que lleva sin uso desde finales del siglo XX y arrastra numerosos problemas.


Interior de la iglesia de San Pedro
Interior de la iglesia de San Pedro

La cubierta lo que más preocupa 


Es esta mala situación de conservación la que ha movilizado al pueblo en la campaña “Salvemos San Pedro” que, con el apoyo de la Fundación ZamorARTE de reciente creación, tiene como objetivo recaudar 100.000 euros a través de pequeñas donaciones de particulares y empresas. Una cantidad a la que se sumarían otros 100.000 que aportarían la Diputación de Zamora y el Obispado de Zamora a través del convenio de conservación del patrimonio cultural en la provincia.   


La Fundación ZamorARTE fue constituida por el obispo de Zamora, Fernando Valera, el pasado día 9 de mayo y destinada a promover la conservación, restauración, protección, investigación y difusión del patrimonio de la diócesis zamorana.

En la actualidad, lo que más urge es actuar en la cubierta puesto que se encuentra en un estado pésimo pudiendo colapsar en cualquier momento. Así lo indica Jaime Gallego, historiador villalpandino y uno de los principales impulsores de la campaña. “Es un punto muy preocupante porque si se viene abajo arrastrará consigo arcos, bóvedas, muros y retablos”, advierte.





Y a la preocupación por la cubierta, que está provocando filtraciones de agua de lluvia,  habría que sumar las grietas y problemas estructurales en el muro norte, la parte más antigua del templo; también el desplome parcial del pórtico de ladrillo construido en el siglo XVIII, o las humedades en muros y pilares de la iglesia debido al enfoscado de cemento realizado hace unos 40 años. 



Una “llama” vecinal que prende con fuerza


Todas estas deficiencias han tenido una contundente respuesta vecinal, pues San Pedro continúa vivo en los recuerdos de los Villalpandinos, y eso se ha hecho notar. “Desde un primer momento la acogida de la campaña ha sido formidable. Los vecinos abarrotaron el salón de plenos del Ayuntamiento en la primera reunión informativa celebrada en febrero, y desde ese momento no se ha frenado la llama común”, destaca Gallego.


Tal ha sido la movilización que ya han conseguido recaudar, solo con vecinos y simpatizantes, más 30.000 euros en apenas tres meses. Una campaña de micromecenazgo a nivel local que, además, se ha convertido en la primera de estas características de la provincia de Zamora.





Una exhibición de cortes para salvar San Pedro


Ahora la localidad zamorana mira a un verano que prevé intenso. “Sabemos que es la época del año donde muchos villalpandinos y foráneos que residen fuera vuelven a la villa”, explica Gallego. Una oportunidad que no se va a desaprovechar, y que se materializará el próximo 22 de junio en la celebración de un festejo taurino en beneficio de la iglesia de San Pedro. A una exhibición de cortes, quiebros y saltos con cortadores locales y de toda Castilla y León, le seguirá un desafío de jóvenes promesas y viejas glorias del corte y, al finalizar, una capea popular. “Es la primera vez en la historia que se lleva a cabo un festejo taurino benéfico en defensa del patrimonio”, sostiene orgulloso el historiador villalpandino, que se muestra seguro de que la gente responderá.


Cartel de la exhibición de cortes del 22 de junio

Una vez finalizado este evento, se desarrollarán otras actividades, charlas y visitas, para culminar a finales de verano con el lanzamiento de una campaña de crowdfunding a nivel nacional de la mano de la asociación Hispania Nostra, con el que esperan dar el impulso definitivo para conseguir su objetivo de restaurar la iglesia. “Aún estamos en una fase de organización; pensando recompensas, elaborando memorias y cuidando al máximo detalle cualquier punto de esta campaña”, manifiesta Gallego.


Para aquellos que no puedan asistir pero deseen colaborar, se ha habilitado una 'Fila 0' para comprar entradas en la parroquia o mediante Bizum al número 639752262 con el concepto 'fila 0'.


Puerta de San Andrés, uno de los emblemas de Villalpando y uno de los pocos restos que queda de su muralla
Puerta de San Andrés, uno de los emblemas de Villalpando y uno de los pocos restos que queda de su muralla

Reconstruir la historia de Villalpando en la iglesia de San Pedro


Por otro lado, la comisión creada para gestionar la campaña está en contacto con el Ayuntamiento de Villalpando, quien está en contacto con otros ayuntamientos de la zona para difundir la propuesta. Y es que pese a que la propiedad del inmueble es del Obispado, “es necesario que Villalpando representado por su Ayuntamiento, ayude decididamente a que San Pedro se salve”, señala Gallego. “Si perdemos San Pedro estaremos perdiendo parte de nuestra herencia y, por tanto, habremos perdido un cachito de Villalpando”, sentencia.


Un cachito que si consigue resistir podría convertirse en algo más que una iglesia restaurada. El pasado de la villa ha propiciado que hoy en día existan numerosas piezas artísticas que se encuentran almacenadas en la torre de la iglesia de San Nicolás. Por eso, el objetivo último de la campaña es reunir todas esas piezas del puzzle y convertir San Pedro en un museo que las una, de tal forma que sirva de narración de lo que fue y es Villalpando: un pueblo orgulloso de su pasado. 


Galería fotográfica de la iglesia de San Pedro



Comments


bottom of page