• Daniel González

Valdestillas, villa de los milagros

Valdestillas es modelo y guía de lo valioso de las tradiciones y leyendas que constituyen usanzas enriquecedoras de un mundo rural desprestigiado por su vejez. Son las creencias más antiguas y arcaicas las que favorecieron a construir la belleza de la que hoy nos jactamos, y en su origen están todos estos pueblos que luchan por mantener la fe en las pinceladas de su tierra.   



Inmersa en Tierra de Pinares a 20 kilómetros de Valladolid, Valdestillas levanta su caserío y su historia sobre el Valle del Adaja – a lo largo de la carretera principal que cruza la localidad- dando al municipio una forma alargada muy peculiar y engañosa. Fue este tan típico entorno del sur de Valladolid el que cedió su nombre a la localidad, pues en otros tiempos esta tierra recibía la designa de “Valle de las Astillas” por los árboles madereros de la zona.


Valdestillas también se sitúa en los mapas como zona de paso de la vertiente madrileña del Camino de Santiago, cruzado por el río Adaja sobre el que se levanta un puente cuyos tajamares y ojo central son de la época romana.




El Mesón de Castilla


Valdestillas contó en la Edad Moderna con uno de los más famosos mesones del Reino de Castilla, utilizado frecuentemente por  los viajeros que cruzaban la zona al ser un punto de paso obligado de Valladolid a la Corte. Tal fue su fama entonces que El Mesón de Valdestillas es citado por Cervantes en “El Coloquio de los perros” y por Avellaneda en “El Quijote” apócrifo.


Patrimonio milagroso


Lo sorprendente de esta villa pinariega es que los vestigios de la historia no se encuentran con un simple vistazo, sino que hay chocarse con ella y ser conocedor de su pasado. Un preciso ejemplo de lo que decimos es el conocido “Cristo del Cementerio”, una increíble talla de Francisco del Rincón, maestro de uno los escultores religiosos más exquisitos de España: Gregorio Fernández.


Hallada de forma casual en la localidad hace algo más de una década, la talla del Cristo tuvo que ser restaurada de su estado de abandono. En la actualidad este colosal Cristo, de tres metros de altura, es una de las tallas más veneradas por los vecinos del municipio.

Virgen de Valdestillas
Virgen de Valdestillas. Foto: Wikipedia

Su más percibido patrimonio es la Iglesia parroquial de Santa María del Milagro, gótica del siglo XVI- XVIII. En el interior, destaca el retablo mayor presidido por la imagen de la patrona y titular de la iglesia, tallado en el siglo XVIII por Pedro Correa, autor también del retablo del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial.


Como en todo pueblo, las tradiciones mandan y es la patrona de Valdestillas Nuestra Señora del milagro, el foco principal de las mismas. Tal como revela su nombre, la patrona fue testigo en el año 1602 de un milagro cuando frente a unos soldados de los Tercios que combatían en Flandes, la virgen recogió en el aire al Niño que se le caía de los brazos. Dicho milagro da origen a la fiesta grande del pueblo del 10 de mayo.


Ver toda la galería fotográfica de Valdestillas