• Rebeca Díez

La torre de la iglesia de Donjimeno, fiel reflejo del mudéjar en La Moraña

En pleno corazón de La Moraña, a medio camino entre Fontiveros y Arévalo, se alza sobre las tierras llanas y onduladas de esta comarca abulense la torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en el término municipal de Donjimeno. Su imagen se refleja en las aguas de una pequeña laguna rodeada de árboles con patos y gansos.


Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. .

Este templo, así como su esbelta torre, es un ejemplo de pervivencia de las formas mudéjares en el siglo XVI a pesar de las numerosas reformas realizadas a lo largo de los siglos. Su esbelta torre, con remate de flecha, conserva la decoración de estuco esgrafiado con figuras geométricas, frecuentes en los exteriores de algunas edificaciones históricas en Segovia pero también visibles en la Tierra de Arévalo. Por encima se dispone una balaustrada con bolas de piedra y un segundo cuerpo de campanas de menores dimensiones que se cubre con un chapitel octogonal de pizarra.


Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Recorrido por el arte mudéjar de La Moraña


La torre de la iglesia de Donjimeno guarda numerosas similitudes con la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari de Madrigal de las Altas Torres, ya que las dos están rematadas con un chapitel puntiagudo de pizarra y proporciones parecidas. No obstante, la de Donjimeno es más pequeña. También guarda similitudes con la torre de la iglesia de Adanero, precisamente porque fue ideada por

Esteban Frontino, arquitecto responsable de otras construcciones de la comarca morañega.



Y es que los pueblos que conforman la comarca de La Moraña poseen excelentes muestras de arte románico-mudéjar, visible en iglesias y ermitas.


  • La capital de La Moraña, Arévalo, guarda una gran cantidad de ejemplos de arquitectura mudéjar. Además, a tan solo dos kilómetros de Arévalo, se encuentra una joya del mudéjar: la ermita de la Lugareja, considerada la obra maestra del románico-mudéjar abulense a pesar de estar inacabada.



  • En Fontiveros, cuna de San Juan de la Cruz, se encuentra el templo mudéjar más grande de toda la comarca, la Iglesia de San Cipriano.


Iglesia de San Cipriano de Fontiveros.
Iglesia de San Cipriano de Fontiveros.

  • Destaca también el templo parroquial de Palacios Rubios, uno de los mejor conservados del mudéjar de La Moraña.


  • El legado cultural que dejó el mudéjar en esta comarca es visible en tantas otras localidades como Albornos, Aldeaseca, Cabizuela, Donvidas, Espinosa de los Caballeros, Horcajo de las Torres, Langa, Narros de Saldueña, Pajares de Adaja, Palacios de Goda, San Esteban de Zapardiel o Sinlabajos.


Cómo llegar a Donjimeno