• Rebeca Díez

El Monasterio de Santa María de Moreruela, una joya cisterciense en ruinas que busca resurgir

Los restos de sus muros son hoy testigo de un pasado de grandeza y esplendor. El Monasterio de Santa María de Moreruela, ubicado en el término municipal de Granja de Moreruela (Zamora), está considerado como uno de los primeros monasterios cistercienses edificados en la península ibérica. No obstante, parece que dicha fecha debe retrasarse a un momento indeterminado entre los años 1158 y 1163.


Monasterio de Santa María de Moreruela.
Monasterio de Santa María de Moreruela. Foto: EnPueblo.

Su declive comenzó con la Desamortización de 1835 y únicamente se salvó la cabecera y algunas de las dependencias, como la sacristía, el locutorio, parte de la sala capitular y la sala de monjes. El edificio fue declarado Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931. En 1981, el Ministerio de Cultura inició expropiaciones forzosas mientras que en 1995 pasó a ser conjunto protegido en propiedad de la Junta de Castilla y León, que ha venido realizando varias intervenciones parciales en los últimos años que permiten admirar los restos de lo que un día fue. Actualmente, el Monasterio de Santa María de Moreruela constituye una de las ruinas más emblemáticas de Castilla y León.


Monasterio de Santa María de Moreruela.
Monasterio de Santa María de Moreruela. Foto: EnPueblo.

Un edificio que inspiró a Miguel de Unamuno

El monasterio, que tenía en su origen una iglesia enorme de 63 metros de largo por 26 de ancho entre los extremos del transepto, asombró de hecho a un gran literario como fue Unamuno, quien visitó las ruinas en abril de 1911. Tal visita inspiró al autor y sus sensaciones se concentran en los sonetos que figuran en sus "Recuerdos de la Granja de Moreruela".


¡Qué majestad la de aquella columnata de la girola que abre hoy al sol, al viento, y a las lluvias! ¡Qué encanto el de aquel ábside! ¡Y qué inmensa melancolía la de aquella nave tupida hoy de escombros sobre que brota la verde maleza! Miguel de Unamuno

Monasterio de Santa María de Moreruela.
Monasterio de Santa María de Moreruela. Foto: EnPueblo.

Las ruinas que hoy pueden contemplarse, en medio del campo, corresponden a un modelo arquitectónico cluniacense adaptado a la tipología cister. El conjunto monacal propiamente dicho lo componían la iglesia y las dependencias residenciales de los monjes, la hospedería, la enfermería, la botica, los molinos, las fraguas y los talleres, todo ello para prestar servicio a una comunidad autosuficiente. De hecho, el Monasterio de Moreruela gozaba desde sus inicios de ingresos estables como la producción de un tejar y varias aceñas ubicadas a lo largo del río Esla.


Recorrido por los muros que hoy quedan en pie


La visita al monasterio es gratuita (consulte horarios de apertura) y comienza en lo que fue la portería, es decir, donde el monje portero recibía a los peregrinos para pasar después al claustro de la hospedería. Actualmente tiene la función de recepción de visitantes.


Monasterio de Santa María de Moreruela.
Monasterio de Santa María de Moreruela. Foto:EnPueblo.

Del claustro de la hospedería se conservan las cuatro pandas: en la panda oeste se mantienen los inicios de los muros de lo que fue la botica y la enfermería, y en la norte las dependencias de los criados y conversos. A continuación accedemos al claustro reglar por la puerta de conversos, a través de la iglesia, tras entrar por la puerta de los pies. La construcción de este claustro data del siglo XIII y fue reformado en el XVII.


Es de planta cuadrada y se conserva la traza en el suelo de las arquerías que delimitaban las pandas. En la panda norte, llamada del refectorio, se situaba la cocina y el comedor de los monjes y el de los conversos. En el lado oriental se encontraba la sala capitular, estancia con cuatro pilares que compartimentaban el espacio y cubierta con bóveda de aristas.


Monasterio de Santa María de Moreruela.
Monasterio de Santa María de Moreruela. Foto: EnPueblo.

Se trata de un espacio construido entre los siglos XII y XIII que ha sido reformado recientemente completando la cubierta y los tres arcos por los que se accedía desde el claustro. Al sur de la sala capitular se encuentra el armaliorum, con dos nichos laterales, convertidos luego en arcosolios, y la sacristía. Al norte de la sala del capítulo, una pequeña estancia rectangular acogía la escalera por la que se accedía al piso superior, y el hueco bajo la misma servía de cárcel.



Seguidamente se encuentra una pequeña sala cubierta con bóveda de cañón, denominado locutorio y después la sala de monjes. Se trata de un espacio de planta rectangular que se desarrolla de forma perpendicular al claustro, cuya construcción es de finales del siglo XIII. Por una escalera de nueva construcción subimos al dormitorio de los monjes, mientras que al lado se encontraba la biblioteca. Fuera del claustro, al este, se encuentran las ruinas de lo que fue el almacén del monasterio.


Monasterio de Santa María de Moreruela.
Monasterio de Santa María de Moreruela. Foto: EnPueblo.

Con respecto a la iglesia, construida a finales del siglo XII en estilo románico aunque con elementos de transición hacia el gótico, pese a que no se conserva íntegra nos da una idea de su magnitud.

Se trata de una planta de cruz latina compuesta por tres naves de nueve tramos y crucero. Destaca la cabecera que está formada por siete absidiolos semicirculares que se abren a la girola, que alcanza mayor altura. Esta, a su vez, rodea la Capilla Mayor o el ábside propiamente dicho, que eleva su cubierta por encima de todo el grupo formando una tercera altura.



Destacan también las marcas de los canteros en los sillares de piedra cuarcítica: serpientes, cruces o motivos geométricos. En el exterior, en uno de los absidiolos, llama la atención el alzado de un edificio, una marca mucho más grande de lo habitual que se desconoce de qué se trata. Más allá de consideraciones históricas y arquitectónicas, lo cierto es que el Monasterio de Santa María de Moreruela constituye una joya desconocida que no te dejará indiferente.



Más información de horarios y visitas


De abril a septiembre: de 10 a 14 y 16 a 20:30 horas.

De octubre a marzo: de 11 a 17:30 horas.

Cerrado lunes y martes y los días 1 de enero y 24, 25 y 31 de diciembre.

Abierto los días: 6 de enero, 13, 14 y 24 de abril, 1 de mayo, 15 de agosto, 12 de octubre, 1 de noviembre, 6 y 8 de diciembre.


Cómo llegar al Monasterio de Santa María de Moreruela