• puebloenpueblo

La mejor forma de descubrir paisajes de ensueño

En marzo de 2011, un estudiante de segundo de geografía en la Universidad de Valladolid decide fundar un grupo de senderismo para acercar el patrimonio natural a los castellano-leoneses, y en especial a los vallisoletanos.

La evolución en estos casi seis años de existencia es clara.  El grupo ha crecido en “personas, en difusión y en ambición por llegar y descubrir sitios naturales más lejanos”. Respecto al perfil del cliente, su impulsor reconoce que sigue siendo más o menos el mismo, aunque tratan de ampliar el radio de acción con “senderismo familiar y senderismo con perros”.


Por ello, realizan actividades dirigidas a un amplio abanico de públicos, desde personas que están empezando y que quieren iniciarse en el Senderismo y en el Montañismo, hasta personas veteranas que quieren seguir disfrutando en grupo de lo que más les gusta, que es “salir al monte cada fin de semana y disfrutar de la naturaleza en buena compañía”. Y es que con el senderismo se comparte, se hace deporte, se descubren lugares, se desconecta de la vida cotidiana y se disfruta mucho, tal y como reconoce.



¿La diferencia entre Senderismo y Montañañismo? El primero tiene “menos riesgo, es más barato en material, requiere menos esfuerzo, aunque se necesita unas condiciones mínimas”. En el caso del senderismo familiar, las rutas deben estar “adaptadas y diseñadas para los más pequeños, para que les resulte divertido y a la vez didáctico”.


De todas las realizadas hasta el momento, destacaría la ruta al Alto Tajo, la ruta naviega en Asturias, y las rutas otoñales en hayedos. Por delante, un año con un programa con 17 rutas que le llevarán a 17 lugares diferentes en 17 provincias españolas distintas. Parques naturales, regionales, nacionales, paisajes protegidos, monumentos naturales.


Ruta por Gredos. Foto: Senderismo CyL

“En la variedad está el gusto y esperamos que los a senderistas les gusten”, reconoció. Algunas veces, ‘Senderismo CyL’ realiza rutas marcadas y balizadas, pero otras diseña rutas que no tienen señalización. “Si no existe un mantenimiento de la señalización, con el tiempo se deteriora y conduce a pérdidas”, lamentó.


Al fin y al cabo, el senderismo constituye una simbiosis entre deporte, cultura y medio ambiente. Acercar a las personas al medio natural y al conocimiento de la zona a través del patrimonio y los elementos etnográficos y culturales tradicionales.

©2021 por Pueblo en Pueblo