• Raquel González

Villamañán, unión de fiesta y tradición a los alrededores del Esla

Conocido originalmente como Villamagna, Villamañán se encuentra a 37 kilómetros de la ciudad de León, en plena comarca de Esla-Campos. Conocido por sus fiestas y tradiciones, este municipio agrupa Benamariel, Villacé, Villacalbiel-San Esteban y Villamañán, atesorando entre sus calles un patrimonio de gran valor.


Vista de Villamañán
Vista de Villamañán

¿Cuál es su verdadero origen?


Existen dos interpretaciones diferentes. Por un lado, se habla de la casa de los Flórez de Villamañán. Vinculada a la espada y cota de malla de San Marcelo Centurión, patrono de la ciudad de León, ciudad donde se encuentra la casa del santo y Parroquia de su título, con los doce hijos que tuvo el santo con santa Nona, su mujer. Todos fueron mártires. Es tradición pensar que dicho santo descienda de la casa de los Flórez de Villamañán, aunque no hay ningún documento que lo acredite.


Tras esta teoría tan confusa, existe un origen más probable basado en el asentamiento de un Manna o Mannan, de procedencia mozárabe. Este llegó a esas tierras en la época de la primera repoblación con otros inmigrantes de su misma procedencia y durante el reinado de Ordoño I y Alfonso III dejaron su huella en la amplia comarca del Esla, alrededor del centro monástico de los santos Justo y Pastor de Ardón.


Calles de Villamañán
Calles de Villamañán

En un documento de 905 ya se establece Villamañán (Villa Mannan) como territorio perteneciente al territorio de Coyanza, contando con su propio término territorial, contiguo al río Esla y colindante con San Millán de los Caballeros.


En 995 y 996, el caudillo árabe Almanzor remontó la ribera del Esla para alcanzar la ciudad de León. Durante esta época, la presencia de Villa-Magna ya destacaba en los alrededores del valle y conformaba, a su vez, el remate de otro valle secundario con cabecera en el municipio de Villadangos.



Qué ver en Villamañán

  1. Plazas aporticadas

  2. Iglesia de San Salvador

  3. Ermita de la Zarza

  4. Puente de los veinte ojos y bodegas


Plazas aporticadas


Este pueblo leonés destaca por la conservación de un gran legado de su pasado como centro comercial a caballo entre el Páramo y la Vega del Esla, conformada por dos plazas con soportales: La Plaza Mayor y la Plaza de la Leña, lugar donde se celebraban los mercados y que hoy en día siguen haciéndolo, aunque con una afluencia mucho menor.


Pórticos de Villamañán
Pórticos de Villamañán

Iglesia de San Salvador


Es el edificio religioso de Villamañán y destaca por sus grandes dimensiones y su magestuosidad, presidiendo la Plaza Mayor desde el siglo XVII. Su torre se ha convertido en un verdadero emblema del pueblo, a pesar de sus múltiples derribos y reconstrucciones. Sin olvidar su histórica portada neoclásica.


Iglesia de San Salvador
Iglesia de San Salvador

En su interior, destaca la imagen del santo al que debe su nombre y un retablo con esculturas de Diego Solís.


El retablo central, las campanas, el reloj, el púlpito y la sillería del coro proceden del ya desaparecido Monasterio de San Pedro de Eslonza.

Ermita de la Zarza


Localizada a las afueras del pueblo, está consagrada a su patrona: La Virgen de la Zarza. Cuenta con una leyenda muy peculiar: La Virgen María se apareció en una zarza en las inmediaciones y ordenó a aquellos que presenciaron la aparición que construyeran allí una iglesia en su honor.




Puente de los veinte ojos y bodegas


Estas últimas se encuentran excavadas en los montes u oteros cercanos a la localidad y han logrado, en muchos casos, perdurar manteniendo sus elementos tradicionales.


Puente de los veinte ojos
Puente de los veinte ojos

¿Qué destaca de su gastronomía?

Sin duda, si hay algo que destaca dentro de la gastronomía de Villamañán son sus vinos. ya que para su producción utilizan la uva autóctona conocida como Prieto Picudo bajo la Denominación de Origen de Tierras de León. Aunque también se elaboran vinos con Verdejo, Mencía y Tempranillo, entre otros diferentes tipos de uva.


Este caldo se fabricaba tradicionalmente en las pequeñas bodegas excavadas en los montes cercanos a las localidades del municipio, como era típico del medio rural leonés de tradición vitivinícola. Aunque actualmente se encuentra en decadencia y ha sido suplantada por la fabricación en bodegas más modernas.


Tampoco podemos olvidarnos de sus quesos, debido a que durante mucho tiempo existió una fábrica que vendía queso curado de oveja de enorme calidad, aunque cerró hace unos años.



Calles de Villamañán
Calles de Villamañán

Sin duda, esta localidad de más de 1100 habitantes invita a dejarse sorprender paseando por sus calles, descubriendo cada uno de sus rincones... Y demostrando, una vez más, que la provincia leonesa es una tierra de contrastes, de paisajes impresionantes separados por apenas unos kilómetros unos de otros. Lugares que merece la pena visitar y para los que solo hace falta mantener los cinco sentidos a pleno funcionamiento.



¿Cómo llegar?