• Raquel González

Grajal de Campos, de "granero de España" a joya renacentista

En plena Tierra de Campos se encuentra este municipio leonés de poco más de 200 habitantes, que cuenta con un paisaje característico conformado por grandes llanuras onduladas, alternadas con pequeños cerros y algunos ríos de escaso caudal. Fue área cerealista de la Hispania Romana, llegando a recibir el sobrenombre de “granero de España”.


Castillo de Grajal de Campos
Castillo de Grajal de Campos

Aunque desde la entrada al municipio, lo más característico es su imponente castillo del siglo XVI, este pequeño pueblecito tiene mucho más que ofrecer al visitante, ya que dispone de un amplio patrimonio histórico y monumental, numerosos ejemplos de arquitectura tradicional, buena comida y actividades culturales. Otra ventaja de esta localidad reside en su escasez de aglomeraciones, permitiendo al visitante disfrutar de todo lo anterior con espacio, silencio y calma. Toda una oportunidad para saborear la vida con intensidad, pero sin prisas ni estruendo. La población forma parte del Camino de Santiago de Madrid que acaba en Sahagún y enlaza con el Camino de Santiago francés. Su auge fue en el siglo XVI, por su localización en el paso de la cañada ganadera que bajaba de los montes cantábricos. Fue precisamente a partir de esa época cuando se construyeron los monumentos que hoy en día pueden observarse en Grajal de Campos.

Historia de Grajal de Campos


En las cercanías de Grajal de Campos se han encontrado restos de época romana, aunque el nombre de “Graliare” aparece por primera vez en la crónica de Sampiro, refiriéndose al lugar hacia el cuál Bermudo dirigió sus tropas contra su hermano el rey de Asturias Alfonso III, siendo derrotado por el monarca.


Escudo de Grajal de Campos
Escudo de Grajal de Campos

Más tarde, Grajal pasó a ser señorío de Don Raimundo de Borgoña, primer esposo de Doña Urraca, la hija de Don Alfonso VI y Doña Constanza, la francesa. Por encargo del rey, Don Raimundo se ocupó de la repoblación de Salamanca y Segovia, así como de promover la reconstrucción de las murallas de Ávila. El monarca le concedió el condado de Galicia, y de allí vino el obispo Gelmírez para asistir a su prematura muerte, que tuvo lugar precisamente en la villa de Grajal.


Qué ver en Grajal de Campos

El Castillo

Construido a las orillas del río Valderaduey, a comienzos del siglo XVI, se considera la primera fortaleza artillera de España y una de las mejores conservadas de la provincia leonesa. Con una gran influencia en castillos de construcción posterior, su diseño fue encargado al arquitecto Lorenzo de Aldonza, que utilizó las nuevas técnicas renacentistas de edificación.


Castillo de Grajal de Campos
Castillo de Grajal de Campos

Levantado por orden de Don Hernando de Vega, Comendador de Castilla, hasta que su hijo Juan de Vega heredó el señorío de Grajal y, por tanto, también su construcción. La fortaleza presenta forma cuadrada y en sus orígenes dispuso de un foso y un puente levadizo. El conjunto fortificado es de poca elevación y, al cumplir un uso artillero, todavía puede verse un cañón desde el exterior.


La propia mota y los escombros sirvieron para terraplenar el interior de la fortaleza y conseguir la plataforma actual que ciñe sus muros. Actualmente la entrada al castillo de se realiza a través de un portillo que da acceso a una escalera de caracol. El interior se halla enteramente relleno de tierra, aunque sí se realizan visitas guiadas.


Palacio de los Condes de Grajal

Se construyó por orden de los señores de la villa al heredar Hernando de Vega el señorío de Grajal, aunque ya se terminó en época de su hijo Juan, embajador de la Santa Sede y Virrey de Sicilia, al que el rey Felipe II concedió el título de Conde de Grajal. En su construcción también participó Lorenzo de Adonza, que realizó un diseño de planta cuadrada, torres en los extremos y dos pisos con arquería de medio punto. Lo más destacado del interior es la escalera renacentista de dos tramos, aunque también llama la atención la belleza del patio central.


Palacio de los Condes de Grajal
Palacio de los Condes de Grajal

El Ayuntamiento de Grajal de Campos adquirió el palacio en 1998 a un precio simbólico de seis pesetas y en las antiguas mazmorras se encuentra actualmente el albergue de peregrinos de la localidad, situada en el trazado del Camino de Santiago.


Iglesia de San Miguel

Antiguamente, el municipio leonés llegó a contar con hasta seis iglesias y varias ermitas. De la Iglesia de San Miguel se conserva una nueva que corresponde a los siglos XVI y XVII. Se encuentra unida al palacio, que también da a la Plaza Mayor. De hecho, un oratorio construido dentro del palacio se encuentra comunicado con el presbiterio de la iglesia, separado tan solo por una reja, para oír misa sin salir de palacio.


Se construyó en ladrillo en 1536 y, aunque es de estilo gótico, cuenta con elementos renacentistas, incluso recuerda un poco al estilo mudéjar. Sus portadas son sencillas y lo que más destaca de todo es su torre de cinco esquinas y 40 metros de altura. No se conoce exactamente si construcción con esta extraña forma se debió a que se encontraba adosada a otro edifico o si invadía algún terreno, pero los graliarenses dicen sobre ella: “Tiene cinco esquinas, pero le falta una para tener cuatro”.


Iglesia de San Miguel
Iglesia de San Miguel

*La visita a estos dos monumentos es siempre guiada y el recorrido comienza desde el Palacio de los Vega. Es recomendable reservar por teléfono o través de esta misma página web en la que se puede también comprar la entrada con antelación: https://grajaldecampos.com/reservas/


Ermita de la Virgen de las Puertas

La Virgen de las Puertas es la patrona de la ciudad y su ermita se encuentra unida a la puerta de San Andrés. Cuenta con un arco de medio punto de estilo mudéjar y formaba parte de la muralla que rodeaba Grajal de Campos. En la parte exterior sobre el arco hay una hornacina con Hércules de niño, imagen que para los romanos servía para defender el interior de las fortalezas.

Convento de Nuestra Señora de la Antigua

Se encuentra a las afueras del pueblo. Fundado en 1599 por los condes de Grajal, pasaron por él monjes franciscanos y, tras ellos, las monjas de la orden de las Carmelitas Delcalzas, hasta que se trasladaron a Toledo llevándose su patrimonio artístico.

Lugares de interés en los alrededores

Sahagún de Campos

A tan solo 6 kilómetros, resulta imprescindible la visita de Sahagún y su conjunto monumental. La villa fue centro cultural de máxima importancia en el periodo medieval, además de centro religioso, económico y un destacado foco de arte mudéjar.


Sahagún
Sahagún

Monasterio San Pedro de las Dueñas

Más cerca aún, a 3 kilómetros de la localidad leonesa, se encuentra el monasterio benedictino de San Pedro de las Dueñas, donde no se puede dejar de ver la iglesia de origen románico.


Ruta a Santervás de Campos

Para los amantes de los paseos en bicicleta, muy cerca del castillo, comienza un sendero que siguiendo el curso del rio Valderaduey, lleva hasta la localidad de Santervás de Campos. 17 kilómetros separan estas dos localidades. Santervás que fue cuna del conquistador de la Florida y primer gobernante de Puerto Rico: Juan Ponce de León.


Cisneros

En dirección a Palencia, a escasos 20 km kilómetros, se puede visitar el pueblo donde tuvo origen la familia del cardenal Cisneros, impulsor de la Universidad de Alcalá y confesor de la Reina Isabel la Católica.

Grajal de Campos comparte con Cisneros su situación en la comarca de Tierra de Campos, aunque pertenezcan a diferentes provincias. Además, ambos lugares disponen de un interesante patrimonio renacentista y en Cisneros es imprescindible la visita a la iglesia de San Facundo y San Primitivo, para admirar sus artesonados mudéjares.


Camino de Santiago

Por la localidad de Grajal de Campos pasa el Camino de Santiago que viene desde Madrid y enlaza con el Camino de Santiago francés.


Camino de Santiago a su paso por Grajal de Campos
Camino de Santiago a su paso por Grajal de Campos

Villada

Villada es un pueblo palentino al que se puede llegar siguiendo el Camino de Santiago Francés si se toma un ramal que sale desde Cervatos de la Cueza, a tan solo 10 kilómetros de Grajal.


Otros lugares cercanos de interés

A poco más de media hora en coche desde Grajal de Campos es posible visitar lugares especiales, como la Villa Romana de la Olmeda, la histórica localidad de Carrión de los Condes, el interesante proyecto astronómico de San Pedro Cultural en Becerril de Campos o realizar la Ruta de los Retablos Platerescos (Vallecillo, Gordaliza del Pino, Joara, Celada de Cea, Valdescapa, Valdavida, Villaselán, Yugueros y Cistierna).


Gastronomía

Grajal de Campos posee una cocina rural de mucho valor y una gran tradición en la fabricación de vino. Sus platos más destacados son los puerros de Sahagún, el lechazo a la parrilla o el pollo de corral.

Además, en el pueblo cercano de Sahagún se puede disfrutar de una gran oferta de bares y restaurantes para degustar los platos tradicionales de la Tierra de Campos de León.

Grajal cuenta con una gran historia de actividad vitivinícola, que sigue estando presente actualmente. De esta manera, son muy típicas las bodegas subterráneas en la mayoría de las casas de la localidad. El tempranillo y el prieto picudo son los vinos más característicos del municipio leonés.


En definitiva, Grajal de Campos es un pueblo con atractivos de todo tipo: desde monumentales construcciones, como su castillo, hasta edificaciones con grandes historias tras sus muros. Sin olvidar su gastronomía y actividades culturales. Una localidad enmarcada, además, en un bonito paraje conformado por un gran número de lugares de interés, que resultan perfectos para realizar rutas fáciles e interesantes.


Cómo llegar

Galería fotográfica