• Rebeca Díez

El castillo de Gormaz, la impresionante fortaleza califal más grande de Europa

La fortaleza califal más grande de Europa en su clase es tan impresionante como desconocida, quizás por estar ubicada en la olvidada -y tan a menudo menospreciada- provincia de Soria. Situado sobre un cerro de planta alargada, este Monumento Nacional (1931) es uno de los grandes exponentes de la reconquista de la frontera del Duero, ya que se convirtió en el origen y bastión de numerosos ataques de las tropas musulmanas sobre las tierras cristianas del norte del Duero.


Fortaleza califal de Gormaz.
Fortaleza califal de Gormaz. Foto: EnPueblo.

Su silueta domina el pequeño municipio de Gormaz, así como toda la comarca, con sus numerosas torres y su recinto amurallado con casi un kilómetro de perímetro. Y, precisamente a numerosos kilómetros de distancia, ya puede apreciarse esta magnífica fortaleza edificada a partir del siglo IX y, a medida que te aproximas a ella, es imposible dejar de admirarla.


Una vez que llegas al pequeño municipio de Gormaz, y tras atravesar sus calles, la carretera te guiará hasta la fortaleza califal, aunque antes merece la pena detenerse en la ermita románica de San Miguel, declarada Bien de Interés Cultural. En el interior se encuentran unas pinturas románicas del año 1130 del taller de la ermita de San Baudelio de Berlanga.



Tras dejar el vehículo en un pequeño parking gratuito habilitado hay que subir una cuesta un tanto empinada hasta llegar al acceso al castillo, cuya entrada es libre. A través de unos paneles informativos podrás comprender la distribución y la historia que guardan estos muros. Si bien no existe ya ningún habitáculo totalmente en pie, la fortaleza califal de Gormaz realizada casi en su totalidad de sillares labrados deja sin palabras.


El Alcázar, zona noble de la fortaleza.
El Alcázar, zona noble de la fortaleza. Foto: EnPueblo.

Ya en el interior podemos distinguir dos zonas diferenciadas y separadas por un foso, hoy cubierto: el Alcázar y el recinto amurallado. En el Alcázar (zona noble de la fortaleza) podemos apreciar la torre de Almanzor, la sala de armas y la Torre del Homenaje, que hace de puerta de entrada al alcázar, una poterna califal hacia el norte y los restos de un aljibe, que se utilizaba para almacenar el agua necesaria para la vida en el interior.


La Torre del Homenaje tiene tres alturas y una entrada en forma de codo, mientras que frente a ella se encuentra la Torre de Almanzor. Junto a esta última hay una estancia que podría ser el palacio califal y la sala de armas. Entre ellas la poterna que se utilizaba para salidas independientes del resto de la fortaleza.


Torre del Homenaje y Torre de Almanzor.
Torre del Homenaje y Torre de Almanzor. Foto: EnPueblo.

En el recinto amurallado, de unos 1200 metros de perímetro, 446 de largo y 60 de ancho se asentaba la tropa, las caballerizas, almacenes y una alberca. Destaca también la puerta califal del castillo, un doble arco de herradura con alfiz más propio de Córdoba que de Castilla. Desde el bello arco califal, la vista con la ermita románica a los pies, constituye una imagen de postal.


Vistas desde el Castillo de Gormaz
Vistas desde el Castillo

Además de la visita a las distintas torres y zonas, desde el castillo podemos disfrutar de una panorámica impresionante de los campos sorianos. Lo cierto es que las vistas y la historia de esta fortaleza te absorben y distraen mientras recorres sus muros. La fortaleza califal más grande de Europa merece de una mayor atención y cuidado. Pese a todo, el castillo de Gormaz luce grandioso y pleno de historia.



Qué ver cerca del castillo de Gormaz


Cómo llegar al castillo de Gormaz