• puebloenpueblo

5 pueblos que visitar en la provincia de Ávila

Tierra llena de mágicos rincones. Ávila y su provincia es un un destino lleno de aventuras, paraísos naturales, conjuntos históricos, e ideal en cuanto a gastronomía, con multitud de lugares donde comer bien.



Enclaves naturales como la Sierra de Gredos o el Valle del Tiétar otorgan a sus pueblos de una reconocida arquitectura tradicional que empapa sus calles. Mientras, en la llana comarca de La Moraña, son los ríos del múdejar y la historia los que han dejado numerosas y bellas huellas que descubrir. Todo un valioso legado patrimonial que vale la pena conocer.


Por eso, en este artículo, hemos preparado para ti 5 lugares majestuosos de obligada visita por tierras abulenses


  1. Madrigal de las Altas Torres

  2. Arévalo

  3. Arenas de San Pedro

  4. Bonilla de la Sierra

  5. Cuevas del Valle


pueblos que ver de Ávila
Puerta de Arévalo en Madrigal de las Altas torres

1. Madrigal de las Altas Torres


Esta localidad guarda una importancia histórica que se refleja en su majestuoso patrimonio. En Madrigal de las Altas Torres se encuentran unas de las escasas murallas medievales de estilo mudéjar que aún se conservan en todo el país. Declarada monumento histórico-artístico en 1931, el recinto amurallado tiene cuatro puertas orientadas a los cuatro puntos cardinales que reciben el nombre de las poblaciones a las que conduce.


Por si fuera poco, este lugar vio nacer a Isabel la Católica, y aquí se celebraron las primeras cortes de Castilla en el año 1474. Y no te puedes ir de la localidad sin hacer una visita a los restos del Convento Agustino Extramuros de Madrigal, ubicado a las afueras de la villa. En este impresionante edificio denominado por sus dimensiones y estilo ‘El Escorial de Castilla’, falleció Fray Luis de León en 1591.


Arévalo
Plaza De la Villa de Arévalo

2. Arévalo


No cabe duda, que Arévalo es uno de los pueblos más fascinantes de Ávila. Es una villa medieval que fue testigo de la infancia de un personaje histórico muy importante en España, Isabel la Católica. Perderse en sus empedradas calles es trasladarse a épocas gloriosas, llenas de armonía y sencillez mezclada con monumentos importantes que se aprecian en la arquitectura del Castillo de los Zúñiga y el Palacio de Gutiérrez-Altamirano, entre otros.


Arévalo es un lugar lleno de magia, a través del tiempo ha sido testigo de varias culturas, desde la cristiana hasta la musulmana y la hebrea. De hecho, ha tenido una de las juderías más importantes de toda Castilla. No cabe duda de que Arévalo es uno de los municipios que representan fielmente a la Castilla más medieval.



Arenas De San Pedro.
Arenas De San Pedro. Puente de Aquelcabos. Foto: José Luis Filpo Cabana

3. Arenas de San Pedro


En corazón del Valle del Tiétar, en uno de los extremos de Castilla y León pegado a tierras extremeñas, encontramos uno de los pueblos más espectaculares de Ávila: Arenas de San Pedro. Dentro del entorno natural de la Sierra de Gredos, el municipio, aparte de ser un paraíso natural, aglutina un valioso patrimonio histórico que se ha conservado con los años.


Prueba de ello es el puente romano, que en realidad es un puente del siglo XVI mandado construir por los Reyes Católicos, probablemente sobre los restos de uno previo romano. Otro enclave imprescindible es el castillo del Condestable Dávalos, más conocido como el Castillo de la Triste Condesa.



Pueblos que ver de Ávila
Vista general de Bonilla de la Sierra

4. Bonilla de la Sierra


Continuando con el recorrido, encontramos a Bonilla de la Sierra, esta localidad está situada en un lugar privilegiado del Valle del Corneja, que sirvió de hogar a reyes, nobles y obispos. Figura como el único pueblo de Ávila que forma parte de la red de los pueblos más bonitos de España.


Es sin duda una joya medieval poco conocida, donde se pueden encontrar una cantidad de monumentos interesantes. Destacan el arco de entrada al pueblo, las ruinas del castillo, una magnífica colegiata gótica que parece una catedral, además de una gran cantidad de hermosas casas palaciegas como la Casa de La Fonda y la Casa de los Herrera.



Cuevas del Valle. foto: Flirck Josantodomingo Rodríguez

5. Cuevas del Valle


Otro destino magnífico dentro del paradisiaco Valle del Tiétar no es otro que Cuevas del Valle. En esta localidad, punto de reunión para los amantes del deporte de aventura, se puede disfrutar de un inalterado paisaje medieval con un entramado de estrechas calles que desprenden tradición.


Aquí admiraremos hermosas casas de piedra con balcones de madera repletos de flores, convirtiéndolo en un monumento natural muy refrescante y llamativo. También te gustará visitar la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, que data del siglo XV y en la se pueden observar diversos estilos arquitectónicos con predominancia del gótico.