• Raquel González

Un repaso a la historia a través de la Ruta de los Arapiles

La batalla de los Arapiles se libró dentro de la Guerra de Independencia Española y constituye el conflicto con más soldados acontecida en España durante el siglo XIX.



Esta tuvo como resultado una gran victoria del ejército anglo-luso-español al mando del general Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, contra las tropas francesas al mando del mariscal Marmont. Los aliados sufrieron 5220 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos, de los cuales 3176 fueron británicos, 2038 portugueses y tan solo 6 españoles; mientras que, por su parte, el ejército francés perdió unos 125000 hombres.


Actualmente, en la provincia de Salamanca, podemos realizar una ruta que muestra los rescoldos de este combate.



Una ruta histórica


A unos siete kilómetros de la ciudad de Salamanca, siguiendo la carretera CL-510 que conduce a Alba de Tormes, se sitúa la población de Calvarrasa de Arriba, un lugar perfecto para comenzar una ruta en el Sitio Históricos de Los Arapiles.


Para llegar al hermoso paraje de la ermita de Nuestra Señora de la Peña, se deben seguir los carteles que se localizan a la entrada del municipio y un pequeño camino de tierra.




Lugares clave


  1. Ermita de Nuestra Señora de la Peña

  2. Arapil Chico

  3. Arapil Grande

  4. Teso de San Miguel

  5. Arapiles

  6. Teso de las Zorreras

  7. Pico de Miranda

  8. Las Torres

  9. La Cuquera

  10. El Sierro


1. Ermita de Nuestra Señora de la Peña


En sus alrededores se libraron, al amanecer, las primeras escaramuzas de la batalla. Los franceses no fueron capaces de hacerse con el control de las alturas que se encuentran frente al templo, al oeste, desde donde hubieran podido haber visto los movimientos el ejército aislado. De esta manera, el ejército francés avanzó hacia el oeste, al sur del Arapil Grande, ocupando dicha altura sin combatir y colocando artillería sobre ella.



Desde este punto, las vistas del Campo de Batalla son las mejores que se pueden encontrar.



2. Arapil Chico


Durante toda la contienda, se convirtió en la posición dominante del ejército aliado. Lord Wellington ordenó desplegar sobre su cima una batería de cañones y un batallón de infantería que inmediatamente comenzaron a intercambiar disparos con la artillería francesa situada sobre el Arapil Grande.


3. Arapil Grande


Constituye un magnífico mirador del campo de batalla, aunque el mariscal Marmont tan solo pudo ver desde este punto una parte del despliegue aliado, debido a que Wellington mantenía escondidas divisiones enteras tras las lomas que impedían la visión completa de los franceses.

Un proyectil disparado desde el Arapil Chico hirió gravemente en un costado y en un brazo a Marmont cuando se disponía a montar en su caballo para dar órdenes personalmente y detener el imprudente ataque de la división de Maucune al pueblo de Arapiles y el peligroso avance en solitario de la división de Thomières hacia el oeste.


4. Teso de San Miguel


Desde esta altura, Wellington observó la mayor parte del desarrollo del combate. Además, en este punto se encontraba almorzando el Lord cuando le advirtieron de que la división del general Thomières se alejaba imprudentemente de la división de Maucune, quedando así aislada del grueso del ejército francés. Esto provocó que Wellington se dirigiese a sus ayudantes y dijo: “Marmont está perdido”. El general decidió entonces montar en su caballo y llegó hasta lo alto del Teso de las Zorreras (Aldeateajada) para ordenar pasar al ataque.


5. Arapiles


Sus calles son escenarios de sangrientas batallas entre la infantería comandada por Maucune y las compañías de infantería ligera de los Coldstream Guards, uno de los famosos regimientos de la Guardia Real británica que actualmente custodia el palacio de Buckingham, la residencia del monarca británico en Londres.



6. Teso de las Zorreras


Lord Wellington se encontró sobre esta altura con el general Pakenham para darla la orden de avanzar con su 3ª división hacia la población de Miranda de Azán. Esta decisión dio comienzo a la batalla campal al pide de las alturas que forman el Pico de Miranda.


7. Pico de Miranda


La 7ª división francesa se encontró en este lugar con la 3ª división británica-portuguesa, que los estaban esperando perfectamente dispuestos para el combate. El regimiento francés que liberaba la marcha sufrió un 85% de bajas. Los supervivientes de este brutal ataque corrieron hacia el este buscando la protección del grueso del ejército francés.


8. Las Torres


En este municipio se encontraba estacionada la brigada de caballería pesada británica comandada por el general Le Marchant, la cual causaría grandes estragos entre las filas francesas. Aquí se situaba también la 3ª división del V ejército español, que integraba una brigada mixta de infantería y caballería al mando del famoso guerrillero Julián Sánchez “El Charro”.


9. La Cuquera


Desde este punto se puede disfrutar de unas estupendas vistas de “las entrañas” del campo de batalla. Además, caminando hacia el sur se sitúa una amplia depresión del terreno, donde la infantería francesa formó en cuadro pensando que iba a recibir el ataque de la caballería pesada del general Le Marchant, cuando realmente lo que se encontró fue la devastadora ofensiva en línea de la 5ª división británica-portuguesa. Una vez que los cuadros franceses se deshicieron, vinieron las sucesivas cargas de caballería, que completarían la destrucción del ala izquierda del ejército francés.




10. El Sierro


Desde las alturas de El Sierro se estableció la última posición de las tropas francesas. En este punto, la división del general Ferey defendió la retirada de sus camaradas, derrotados tras los sucesivos ataques de la 4ª división aliada, desplegada entre el pueblo de Arapiles y el Arapil Chico, y de la 6ª división, escondida tras este último lugar.


La jornada concluyó con la mayor parte del ejército del mariscal Marmont desbandado y buscando cruzar el río por Alba de Tormes, localidad altamente recomendable para su visita si se pretende conocer más detalles de lo que ocurrió tras la derrota de los franceses en Los Arapiles, porque la historia no acaba aquí a pesar de la aplastante victoria alidada.


Para descubrir todos los detalles, no te pierdas los municipios que rodean estas localidades y que hacen de la provincia salmantina una de las más ricas en cuanto a patrimonio e historia.


Detalles de la ruta

  • Distancia: 9,06 kilómetros

  • Dificultad técnica: Fácil

  • Altitud máxima: 919 metros

  • Altitud mínima: 846 metros

  • Tipo de ruta: Circular


Recorrido