• Rebeca Díez

El Burgo de Osma, una lección de historia viva en mayúsculas

La impresionante torre barroca de 72 metros de la Catedral de Santa María de la Asunción preside, con elegancia y majestuosidad, el Conjunto Histórico-Artístico de El Burgo de Osma. Esta Villa de Interés Turístico -cuyo nombre oficial es El Burgo de Osma/Ciudad de Osma ya que la primera es la villa aledaña y la más conocida mientras que Ciudad de Osma es el núcleo histórico altomedieval- recoge la esencia de los pueblos sorianos, tan desconocidos como sorprendentes por su incalculable valor histórico, patrimonial, cultural y natural.


Catedral de Santa María de la Asunción.
Catedral de Santa María de la Asunción. Foto: EnPueblo.

La calle Mayor porticada funciona como eje vertebrador de esta antigua y monumental ciudad episcopal que conserva en su recinto amurallado joyas tan relevantes como el Antiguo Hospital de San Agustín, la Universidad de Santa Catalina, el castillo de Osma o el Palacio episcopal; todas ellas “vigiladas” por una de las grandes maravillas del arte gótico soriano.



Monumentos y sitios de interés en El Burgo de Osma

Catedral de Santa María de la Asunción


La Catedral del Burgo de Osma imparte una auténtica lección de Historia del arte por las numerosas modificaciones que ha ido experimentando desde su construcción. Y es que todos los estilos artísticos, del románico al barroco del siglo XVIII, han dejado su huella en este impresionante edificio.

El primitivo templo románico (siglo XII), iniciado por San Pedro de Osma, fue sustituido por el actual edificio gótico que se comenzó a edificar en 1232. De la catedral románica apenas son visibles unos interesantes restos en el claustro y la antigua Sala Capitular, siendo esta última un buen ejemplo de la transición entre el estilo románico y el gótico.



La época renacentista dejó modificaciones en la fachada y escalinata de la capilla de San Pedro, la Capilla de Santiago y alguna portada del claustro; mientras que el Barroco dejó su impresionante torre y algunas cúpulas de capillas. De la época neoclásica son algunas de las estructuras más significativas como la sacristía mayor, capilla de Palafox y la girola.


La Muralla del siglo XV


La muralla encierra el núcleo medieval burgense y se conserva en algunos tramos. Originalmente, su trazado a partir de la Puerta del Puente Viejo bordeaba el río doblando a la altura de la calle del Cubo atravesaba la calle Mayor, llegaba a la actual de Rodrigo Yusto, pasaba por delante del Seminario y se incurvaba enfrente del convento del Carmen; a partir de este punto el lienzo iba a encontrar la puerta del puente. A lo largo de la muralla se abrían varias puertas, pero la única conservada es la de San Miguel. Desde este punto se puede observar una de las vistas más bonitas de la catedral.


Vista de la muralla y la torre de la Catedral. Vista de la muralla y la torre de la Catedral.
Vista de la muralla y la torre de la Catedral. Foto: EnPueblo.


Calle Mayor

La calle Mayor porticada, en la que se percibe la bella arquitectura popular de la zona, conduce tanto a la plaza de la Catedral como a la Plaza Mayor. Precisamente en esta última se encuentran dos de los monumentos más relevantes de esta villa: el antiguo Hospital de San Agustín y el Ayuntamiento. En esta calle también se ubica el Palacio Episcopal y, como curiosidad, la calle Obispo Rubio Montiel que parte de la calle Mayor es la única de la Villa que tiene soportales a ambos lados.


Calle Mayor de El Burgo de Osma.
Calle Mayor de El Burgo de Osma. Foto: EnPueblo.


Palacio Episcopal


El Palacio Episcopal sobresale entre los edificios de la calle Mayor, ya que es una obra de estilo gótico construido en el siglo XVI por encargo del obispo Alfonso Enríquez. Destaca por su fachada y por la portada: un arco conopial. En la actualidad el Palacio acoge, además de la residencia y oficinas episcopales, el archivo diocesano.


Palacio Episcopal.
Palacio Episcopal. Foto: EnPueblo.

El antiguo Hospital de San Agustín y el Ayuntamiento


En la plaza Mayor de la localidad se “enfrentan” estos dos edificios emblemáticos. El Ayuntamiento, cuya construcción comenzó en 1769 y finalizó 1771, tiene soportales mientras que sus torres son de tres cuerpos rematadas con chapitel, que se construyeron para que el consistorio tuviera una estructura igual que la del antiguo Hospital.


Plaza Mayor y Ayuntamiento.
Plaza Mayor y Ayuntamiento. Foto: EnPueblo.

El antiguo Hospital de San Agustín fue construido a costa del obispo Sebastián de Arévalo y Torres, tras unas obras que comenzaron en 1694 y concluyeron en 1701. El Hospital sigue el modelo de palacio Casa de Austria, de tipo alcázar con fachada rectangular flanqueada por dos torres achapiteladas. Actualmente es la sede de la Oficina de Turismo (antigua capilla del hospital) y del Centro Cultural de la Villa.


Antiguo Hospital de San Agustín.
Antiguo Hospital de San Agustín. Foto: EnPueblo.

En la espléndida fachada, de estricta simetría, podemos observar las estatuas de San Sebastián, santo del mismo nombre que el del obispo constructor, y San Francisco, por pertenecer este prelado a la orden franciscana. En el centro, sobre la puerta y balcón principal, se encuentra el escudo de armas del obispo Montoya. También destaca la escultura de San Agustín, titular del Hospital, y las armas de Arévalo.


El castillo de Osma


La fortaleza se sitúa en lo alto de un macizo rocoso que separa los cauces de los ríos Abión y Ucero y se separa por un collado de los páramos que limitan los valles del Duero al sur. La estructura del castillo es de triple recinto, si bien los dos más próximos al río prácticamente han desaparecido. El castillo alto tenía cuatro torres (las dos preexistentes y las dos nuevas, una de ellas pentagonal y hueca) y dos puertas al norte y al sur, que permitían bajar hacia los ríos Abión y Ucero.


Vista general del castillo.
Vista general del castillo. Foto: EnPueblo.

Otros edificios de interés

  • La antigua Universidad de Santa Catalina, edificio renacentista hoy reconvertido en hotel-balneario, donde se impartían estudios de filosofía, medicina, derecho y teología. Se trata de un importante ejemplo de estilo plateresco mandado construir por el obispo portugués Pedro Álvarez de Acosta en el año 1550.

  • La Iglesia de Santa Cristina de Osma y la Iglesia del Carmen del siglo XVI.

  • El Seminario Diocesano de Santo Domingo de Guzmán, construido en el siglo XVIII con estética clasicista. De fachada sobria, en el interior destaca su biblioteca con cerca de 12 000 volúmenes entre ellos varios incunables y los primeros libros impresos en la provincia de Soria en el año 1555.

Qué ver cerca de El Burgo de Osma



Galería fotográfica de El Burgo de Osma



Cómo llegar a El Burgo de Osma