• Raquel González

Castillo de Castrotorafe, mirador privilegiado del río Esla

Al llegar al lugar donde están emplazados los restos del castillo de Castrotorafe puede que no nos parezca gran cosa, dado que el panorama tan solo ofrece algunos muros de piedra sobre una colina. Pero al irnos acercando poco a poco y adentrarnos en el paraje, podemos descubrir un sitio con unas vistas inigualables, además de una gran paz y tranquilidad.


Castillo de Castrotorofe
Castillo de Castrotorofe

¿Dónde se encuentra?


Esta fortificación militar se sitúa en el despoblado del mismo nombre, perteneciente a San Cebrián de Castro, en plena comarca zamorana de la Tierra del Pan, sobre un escarpe junto al río Esla. Lo que lo convierte en un enclave perfecto para disfrutar de una preciosa panorámica del embalse de Ricobayo y sus alrededores.

Su localización se encuentra señalizada en la carretera y, bajo propiedad de la Diputación de Zamora, es de visita libre.


Castillo de Castrotorofe
Castillo de Castrotorofe

¿Cuál es su historia?


El cuerpo principal del castillo se debe al infante Juan de Castilla “el de Tarifa”, hijo de Alfonso X de Castilla, quien decidió levantar un fuerte de dominio feudal que le permitiese controlar la villa de manera efectiva.


Gracias a un testamento podemos saber que el castillo fue construido antes de 1319, siendo de doble muro, del cual actualmente se conserva el lienzo sur, con tres torres y el inicio y del lienzo este con la puerta principal.


Castillo de Castrotorofe
Castillo de Castrotorofe

Ya en el siglo XV, Alfonso de Valencia y Bracamonte realizó obras de refuerzo, adaptando la vieja fortaleza al empleo de la artillería. Hasta mediados del siglo siguiente debió encontrarse en buenas condiciones, pero en 1688 se decía:


En quanto a la villa de Castrotorafe esta arrasada y sin habitacion alguna sino es la iglesia y esta necesita de muchos reparos y la cerca de dicha villa esta toda aportillada y caida y el castillo y fuerte en quanto a la canteria esta bueno pero la bivienda del palacio que avia en el toda esta arrasada e inabitable y se tiene noticia que en tiempo que fue comendador el señor conde de Benavente dicho palacio se avitaba y en dicho castillo avia armas y tiros y al presente no ay cosa alguna.

Por lo tanto, a pesar de los esfuerzos que se llevaron a cabo para su reforzamiento, el castillo quedó completamente abandonado y, por tanto, en ruinas. Tanto es así que se encuentra en la Lista Roja del Patrimonio por deterioro, desprendimiento y desaparición de las murallas por falta de consolidación.


¿Cómo era su estructura?


El conjunto contaba antiguamente con un foso, del que aún quedan restos, y se situaba sobre una pequeña elevación. Está constituido por dos recintos en forma de trapecio irregular. La parte exterior es de mampostería con cubos en los ángulos, dos de cuales aparecen reformados para la instalación de artillería. En sus muros se abrían dos puertas, una para acceder a la villa y otra para llegar al puente.


Castillo de Castrotorofe
Castillo de Castrotorofe

En cuanto al recinto interior, su planta se asemeja a la del exterior, con dos torres en e lienzo sur, obra en sillarejo, más cuidada que el resto de los muros. Aunque el espacio interior se encuentra totalmente en ruinas.


¿Cuál es su estado de conservación?


Oficialmente, se encuentra en ruina progresiva. No se ha intervenido en la consolidación de las murallas hasta 2009. La imprevisión en las primeras labores de desescombro y en la apertura de un canal de desagüe han causado el derrumbe casi total de uno de los cubos defensivos.


Castillo de Castrotorofe
Castillo de Castrotorofe

¿Qué fue del despoblado de Castrotorafe?


Esta antigua villa medieval se remonta a la existencia previa de poblaciones o aldeas dispersas que no habían sido reorganizadas aún por la refundación de una ciudad. En 1129 Alfonso VII y su mujer, Berenguela, concedieron fuero y delimitaron su alfoz, surgiendo por primera vez un “concejo” de Castrotorafe, indicativo de la existencia de una puebla fortificada. Su importancia estratégica aumentó al producirse la independencia de Portugal, ya que es posible que Castrotorafe apoyase a los separatistas lusos, por lo que el rey decidió derribar sus murallas.


Castillo de Castrotorofe
Castillo de Castrotorofe

Tras la separación de los reinos de Castilla y león, la villa alcanzó nuevas cotas de relevancia estratégica y Fernando VII se vio obligado a potenciarla. Esta actividad revitalizadora quedó reflejada en las crónicas.


La Orden de Santiago recibió Castrotorafe en 1176 como donación real:

Villam dictam Castro Torafper terminus novinssimos et antiquos.

Dos años después, esta Orden otorgó le otorgó fuero. Durante este tiempo, Castrotorafe debió formarse como villa y su cerca englobaba una superficie de 10 hectáreas, aunque no existen vestigios reconocibles de un castillo correspondiente a esta época.


Con la unificación definitiva de Castilla y León con Fernando III, el poblado fue perdiendo gran parte de su importancia, hasta que a finales del siglo XIII la puebla leonesa se vio envuelta en las disputas civiles que afectaron a la sucesión de Sancho IV y a las minorías de Fernando IV y Alfonso XI durante las regencias de María de Molina. Durante la Guerra de Sucesión de Enrique IV, Castrotorafe recuperó repentinamente su protagonismo estratégico, aunque poco a poco sufrió una decadencia que lo llevó a su total despoblación.


Castillo de Castrotorofe
Castillo de Castrotorofe

¿Por qué visitar el castillo?


Su localización conforma un lugar privilegiado, con unas vistas incomparables al río Esla y sus alrededores. Merece la pena pasear por los terrenos que algún día fueron testigos de hechos tan importantes para la historia de la Península. Hechos que quedarán para siempre guardados entre los muros que aún se conservan de la fortaleza y que nos recuerdan la importancia de valorar nuestro patrimonio.


Río Esla
Río Esla

¿Cómo llegar?