• Rebeca Díez

Pesquera, fiel reflejo de la Ribera del Duero

Sobre la margen derecha del río Duero se sitúa este municipio vallisoletano al que le separan 44 kilómetros de la capital. Vive y respira por el vino, que se nota y se siente en las diferentes bodegas que hay por la zona.


Silo Pesquera de Duero

Pesquera de Duero es una localidad hermosa, variada y con una verdadera joya como es el vino. Actualmente, tiene registradas alrededor de 23 bodegas con la denominación de origen Ribera del Duero.


La zona que riega el Duero, a su paso por Pesquera, ha sido tradicionalmente un punto crucial de caminos. Al mismo tiempo, la bondad de sus tierras le han convertido en un lugar geográficamente privilegiado. Por ello, ha sido desde tiempos remotos terreno ideal para el establecimiento de agricultores.

Arco de Entrada de Pesquera de Duero

Monumentalmente hablando, el edificio que más destaca es la Iglesia de San Juan Bautista, una construcción del siglo XVI en piedra, de una sola nave con capillas entre los contrafuertes y con bóveda de arista con yeserías en la nave y de cañón con lunetos en las capillas. En el exterior, destaca la puerta adintelada, así como dos torres, aunque una de ellas no se llegó a completar.


La iglesia es el punto y final de un escenario que comienza en el arco de entrada del siglo XVII, en el cual figura un escudo que representa a la familia de los Zúñiga, duques de Béjar, datado de 1630. Por aquel entonces, esta entrada tenía una puerta de la que aún se conservan los espacios para los goznes de la misma. Tras atravesar el arco, se encuentra el Ayuntamiento en una Plaza Mayor porticada con dinteles.


Iglesia de Pesquera de Duero
Iglesia de Pesquera de Duero

Existen dos ermitas, la primera, del Cristo del Humilladero, del siglo XVII con una nave con cúpula y con un relieve del Descendimiento en la fachada. Se encuentra justo en el cruce de la carretera que se dirige a Valbuena.


La otra ermita es la de la Virgen de Rubialejos, a kilómetro y medio, que discurre entre cruces que componen un magnífico Vía Crucis. Es una edificación del siglo XVIII en estilo barroco, de piedra y mampostería. Tiene también una nave cubierta de arista con yeserías y el crucero destaca por su cúpula con linterna.


El pueblo se llena de alegría cuando cada año llegan las fiestas de San Juan Bautista, el 24 de junio. La otra fiesta importante es la que tiene como anfitriona a la Virgen de Rubialejos, el 8 de septiembre, con actos para todos los públicos. Y en ambas, presente el más fiel reflejo del municipio: el vino.


Ver toda la galería fotográfica de Pesquera