• Rebeca Díez

La joya de los Montes Torozos

El Río Bajoz es el más importante curso de agua de los Montes Torozos. Sus fuentes se nutren del inagotable acuífero subterráneo alojado en las profundas capas freáticas de estos paramos calcáreos.



En su marcha hacia el Duero y a medio camino entre Castromonte y el Monasterio de la Santa Espina sus aguas fuera retenidas en un pequeño embalse que con el tiempo se ha convertido en un valioso humedal muy frecuentado por las aves acuáticas. 


Los Montes Torozos forman parte del sector occidental de los páramos calcáreos que ocupan buena parte del centro de la cuenca sedimentaria del Duero. Individualizados por la acción erosiva de los ríos Duero y Pisuerga constituyen una elevada plataforma estructural con una altitud media de los 850 metros sobre el nivel de la mar culminada por una por insultar superficie en la que afloran resistente banco de calizas terciarias.


Valle del río Bajoz

Este carácter rectilíneo el paisaje sólo se ve interrumpido en sus bordes mediante pronunciadas cuestas que contrastan con las llanas campiñas de constantes y por los valles y Vallejos excavados por los escasos ríos y arroyos que nacen y atraviesan la zona. Los más importantes son los ríos Hornija y Bajoz. Este último brota al norte de Castromonte y sus fuentes se nutren de los más importantes acuíferos subterráneos acumulados en los niveles freáticos formados por arcillas y margas de los Montes Torozos.


Agua que corre desde el embalse

En su discurrir hacia su desembocadura del río Duero, muy cerca de la localidad zamorana de Toro, se abre paso a través de un valle con un singular perfil en forma de cuna. Así, desde 1955 y a medio camino entre Castromonte y el Monasterio de la Santa Espina se construyó un pequeño embalse para retener sus caso aunque constante caudal.


El pantano que tiene una superficie de 5,8 hectáreas e integrado perfectamente el paisaje gracias al entorno boscoso principalmente encinas y árboles de ribera que ha colonizado su presa de tierras y sus orillas. Además de la fauna asociada la densa masa forestal de su perímetro, en la que incluso se ha constatado la presencia esporádica de los lobos, el embalse de Bajoz es un valioso refugio para multitud de aves acuáticas.

Fauna en el embalse de la Santa Espina

Distintas especies de ánades, fochas, gallinetas de agua, zampullines chicos y garzas son los mejor representados. La importancia de este protegido humedal se ve incrementada con la presencia del aguilucho lagunero y con las abundantes tengas que viven en sus limpias aguas.



©2021 por Pueblo en Pueblo