• Rebeca Díez

La iglesia de San Miguel de Cornezuelo, tesoro románico en el Valle de Manzanedo

El precioso Valle de Manzanedo (Burgos) atesora numerosas joyas románicas que esperan al visitante que, ya sea de forma más o menos casual, tiene la suerte de conocer. Una de ellas es la iglesia de San Miguel Arcángel, un templo construido a mediados del siglo XII que se levanta en medio del campo, rodeado de un paisaje verde, a las afueras de San Miguel de Cornezuelo.



Se trata de una iglesia de nave única, cabecera con presbiterio recto y ábside semicircular. Entre los motivos decorativos que aparecen en los canecillos y capiteles del templo destaca el gusto por los temas obscenos, los animales afrontados y los motivos vegetales.




La austeridad del exterior del templo contrasta con la buena ornamentación interior, donde la cabecera se anima con una bella arquería ciega y dos impostas que articulan los muros en varias alturas. En la parte central del ábside, se abre una bella ventana abocinada con arco de medio punto. Hacia el exterior, tanto la nave como el ábside exhiben canecillos tallados con diversos motivos como toneles, cabezas de animales, un músico, una máscara monstruosa y diversos personajes en poses obscenas.



Digna de mención es su portada, abierta en el hastial, que está formada por un arco de medio punto, que acoge un tosco tímpano, cuatro arquivoltas y una chambrana decorada con triple hilera de billetes.



La parte inferior del tímpano, una losa a modo de dintel, contiene un relieve muy tosco representando el “Árbol de la Vida”. Sobre esta pieza se sitúan otras dos, una de ellas con una cruz patada y la otra con un relieve que representa a un guerrero blandiendo una espada contra un león que ataca.


Galería multimedia



Qué ver en los alrededores

  • Crespos

  • Eremitorio de San Pedro de Argés

  • Monasterio de Santa María de Rioseco

  • Puentedey

  • Orbaneja del Castillo

  • Monumento Natural de Ojo Guareña

Cómo llegar a San Miguel de Cornezuelo