• Rebeca Díez

El castillo de Monzón de Campos, una fortaleza histórica cerrada desde hace 20 años

El castillo de Monzón de Campos, una de las dos fortalezas con las que llegó a contar esta localidad palentina ubicada a tan solo 15 kilómetros de la capital, acogió entre sus muros (hoy cerrados al público) los desposorios de la reina doña Urraca de León con don Alfonso el Batallador, rey de Aragón. El padrino de la boda fue don Pedro Ansúrez, fundador de Valladolid, que posteriormente ostentaría el título de Conde de Monzón.


Castillo de Monzón de Campos.
Castillo de Monzón de Campos. Foto: EnPueblo.

Continuando con los hechos históricos, durante la Guerra de las Comunidades el castillo fue tomado

por las tropas del Obispo Acuña. El castillo fue escenario también, el 22 de julio de 1978, de la constitución del Consejo General de Castilla y León. Y es que el emplazamiento de esta fortaleza, debido a las pronunciadas pendientes que protegen de manera natural este castillo emplazado sobre un cerro que domina Monzón de Campos, da buena cuenta de la importancia histórica que tuvo en el pasado.


Vista general del castillo.
Vista general del castillo. Foto: EnPueblo.

El castillo que hoy podemos admirar, declarado Bien de Interés en 1949, fue adquirido y restaurado parcialmente por la Diputación de Palencia en 1964. Entre los años 1966 y 1972 se completó la restauración habilitando el castillo como Parador, pero lamentablemente el castillo permanece cerrado al público desde 2001.


Vista de Monzón de Campos desde el castillo.
Vista de Monzón de Campos desde el castillo. Foto: EnPueblo.

El otro castillo que tuvo Monzón de Campos, que se ubicaba en un cerrillo cercano al río, fue poco a poco siendo arrastrado por las corrientes del Carrión. La leyenda cuenta que los hermanos Vela mataron en 1029 al conde García Sánchez de Castilla el día de su boda por una ofensa de su padre a su familia, y que acudieron al castillo a refugiarse, donde fueron derrotados por Sancho el Mayor, rey de Navarra. La tradición asegura también que a las puertas de la fortaleza fueron prendidos y quemados vivos. No obstante, los hechos históricos contradicen esta leyenda.


Un proyecto para luchar por el futuro del castillo


Con el objetivo de recuperar el Castillo de Monzón de Campos hace unos años se puso en marcha el ‘Proyecto castillo de Monzón’. En ese sentido, la Universidad de Valladolid en colaboración con el Ayuntamiento de Monzón de Campos elaboró un proyecto que apuesta por convertirlo “en un referente patrimonial capaz de impulsar el desarrollo rural a través de un aprovechamiento racional, flexible y realista de sus instalaciones, además de una herramienta para mejorar la educación de jóvenes y de la población en general”.


Todo ello teniendo en cuenta tres aspectos técnicos: que sus estructuras medievales y cubiertas están consolidadas y reforzadas, que su exterior está acondicionado y que su interior se encuentra “en bruto”, ofreciendo la posibilidad de adaptar en sus estancias el programa previsto. Desde esta plataforma creen que la idea de convertir el castillo en un referente patrimonial, mediante un proyecto sostenible, es un objetivo viable y necesario que requiere de un gran apoyo popular, así como la colaboración de todas las administraciones.

Sobre el castillo de Monzón de Campos


Está formado por un sólido torreón de planta cuadrada, de unos 13 metros de lado, al que se le adosa un recinto de forma trapezoidal. La parte más antigua de todo el hermético conjunto es la actual torre del homenaje del siglo XI. Posteriormente a finales del siglo XIV se le adosó un recinto murado con un patio interior, ampliando de esta forma su fábrica original.



En el interior del castillo se conserva una portada románica del siglo XIII de la iglesia de Cenera de Zalima, hoy cubierta por el pantano de Aguilar. Está realizado en sillería y se disponen a lo largo de sus muros diferentes saeteras, al igual que en algunas zonas de las murallas. Sobre la puerta principal de la fortaleza sobrevive un escudo de la familia Rojas (don Sancho de Rojas, señor de Monzón y marques de Poza de la Sal, que fallecería en este castillo en el año 1500).


Qué más ver de Monzón de Campos


En el casco urbano de esta localidad palentina destaca la iglesia parroquial de El Salvador, tardo románica en su génesis de la primera mitad del siglo XIII. En ella jugó un papel crucial la iniciativa de los condes de Monzón, quienes tomaron el patronazgo del templo y establecieron en él su lugar de enterramiento. Alrededor del año 1.500 se le suprimió la cabecera para dotarla de una nueva, más monumental y con carácter litúrgico-funerario. Dos portadas daban acceso al edificio: una secundaria al sur y la principal al norte, hoy oculta al exterior tras el pórtico. La otra parte de la iglesia, de estilo gótico isabelino, se realizó en el siglo XVI, sacrificando el ábside románico y se construyó la nave central, presbiterio y dos capillas laterales.


Vista general desde el castillo.
Vista general desde el castillo. Foto: EnPueblo.

En el Presbiterio se encuentra el retablo del siglo XVIII con algunas tallas del XVI. En la parte superior Santa Ana, la Virgen y el Niño en una pieza. En el centro una imagen de El Salvador, titular de la parroquia, mientras que las dos capillas laterales están dedicadas una a San Antonio y la otra a Nuestra Señora del Rosario. El Puente de Piedra, el torreón, la muralla y los restos del Palacio de los Rojas, además de las bodegas y la Plaza Mayor son otros puntos de interés de la localidad.


Galería fotográfica de Monzón de Campos



Qué ver cerca de Monzón de Campos

  • Fuentes de Valdepero (5 kilómetros): el castillo de los Sarmiento es, sin lugar a dudas, el principal atractivo de esta localidad palentina en la que además destaca la Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Antigua; la ermita de San Pedro y las puertas de acceso.

  • Támara de Campos (18 kilómetros): se sitúa en el corazón de la "Ruta de las Iglesias Catedrales". Precisamente la enorme torre campanario de su monumento más destacado brilla en el horizonte sobre los tejados de su noble caserío, la majestuosa torre herreriana de la iglesia de San Hipólito el Real.

  • Frómista (20 kilómetros): Capital del románico palentino y un importante nudo de comunicaciones y lugar de paso del camino de Santiago. Iglesias como las de San Pedro y Santa María constituyen uno de los principales atractivos de la localidad, así como la ermita de Santiago. Además, es una de las paradas más importantes del Canal de Castilla por la belleza del mayor conjunto de esclusas de los tres ramales, el que forman las cuatro esclusas, de la 17 a la 20.

  • Autilla del Pino (27 kilómetros): en este municipio se encuentra el balcón más grande de Palencia. Desde este mirador se puede observar la inmensidad, la llanura y las decenas de pueblos que se alzan sobre la Tierra de Campos.

  • Astudillo (30 kilómetros): En la comarca del Cerrato Palentino, a 30 kilómetros al noreste de la capital, se encuentra esta villa declarada Conjunto Histórico en1995. Su casco urbano cuenta con una gran riqueza monumental. Más información.

  • Ampudia (40 kilómetros): situada en Tierra de Campos, es uno de los municipios de Palencia con más historia, ya que llegó a tener un convento de Templarios, de Agustinos y de Clarisas. Destaca el trazado de sus calles, característico de las villas medievales, y su Castillo. Más información.


Cómo llegar a Monzón de Campos